domingo, 25 de agosto de 2019

La Crida de Puigdemont se convierte en partido sin que el PDeCAT permita la doble militancia

|

El Ministerio del Interior ha inscrito en el Registro de Partidos Políticos al partido del expresidente catalán Carles Puigdemont bajo el nombre de Crida Nacional per la República y las siglas del nuevo partido serán CNxR, con la incógnita de qué pasará con la militancia del PDeCAT, que no permite estar como militante en dos partidos.


El movimiento creado por el expresidente catalán, ahora en Waterloo, Carles Puigdemont, llamado Crida Nacional per la República, realizó la solicitud de inscripción como partido político en el Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska antes de mediados del año pasado.


Sin embargo, los documentos aportados no eran suficientes y el Registro de Partidos Políticos pidió a los promotores que subsanaran las deficiencias en la inscripción con la aportación de más documentos necesarios en los trámites pertinentes.


El Ministerio dio entonces un plazo de seis meses a los promotores de este partido que concluyó el pasado 19 de diciembre, sin que se hubiera aportado la documentación requerida. Sin embargo, las fuentes consultadas explican que el Registro dio unos días de margen por si llegaba esta documentación, procedente de cualquiera de las ventanillas de la Administración Pública.


Finalmente, el Ministerio de Interior recibió hace unos días la documentación que se le había solicitado que subsanase o aportase y este mismo miércoles se ha comunicado a los interesados la inscripción en el Registro de Partidos Políticos.


Entre los promotores de este partido ante Interior no figura el expresidente catalán Carles Puigdemont, sí lo hace el delegado del Gobierno catalán en Madrid, Ferran Mascarell, quien perteneció al PSC hasta 2010 y después fue consejero de Cultura del Gobierno de Artur Mas como independiente.


Carles puigdemont 03102018


No obstante, el movimiento 'Crida per la República', está impulsado por Carles Puigdemont, por el presidente catalán Quim Torra y por el diputado de JxCat Jordi Sànchez, entre otros. Celebró su convención constituyente el pasado 27 de octubre, por ser una fecha simbólica para el independentismo, ya que fue el primer aniversario desde que el Parlament declaró la República catalana, lo que motivó la aplicación por parte del Gobierno del artículo 155 para intervenir la autonomía.


El acto constituyente tuvo lugar en Manresa (Barcelona) y a el asistieron unas 5.000 personas, aunque nació respaldada por 10.000 fundadores y 51.000 personas adheridas y con el objetivo de fundarse como partido político, para lo que sus promotores han fijado la fecha del próximo 19 de enero.


ERC y la CUP no se sumaron a aquel acto multitudinario en el que se habló de la unidad del independentismo. Además, la incorporación del PDeCAT tiene un problema de base: no permite la doble militancia, mientras que la Crida sí que la contempla.


El objetivo de Puigdemont es crear un movimiento transversal de partidarios de la independencia, pero el resto de partidos se desmarcaron de esta propuesta casi desde el inicio, salvo el PDeCAT, aunque numerosos líderes de esta formación han mostrado sus recelos y muchos de ellos no asistieron a la primera gran cita del pasado mes de octubre.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH