Los hospitales catalanes, colapsados por la epidemia de gripe

|

Gripe


Hospitales catalanes han visto sus servicios de urgencias saturados y, en algunos casos, colapsados, a finales de esta semana, después de que en la anterior se duplicaran los casos de gripe registrados, a la espera de que la presión se acentúe el fin de semana.


El Hospital del Mar de Barcelona se encuentra "colapsado" este viernes, con 99 pacientes en urgencias y 36 pendientes de cama para ingresar, han explicado fuentes de Metges de Catalunya (MC).


Por su parte, en las urgencias del Vall d'Hebron de Barcelona hay este viernes 83 pacientes en espera, y fuentes de CC.OO. han destacado que hay algunos que llevan hasta cuatro días en una camilla, y pacientes con mascarilla en los pasillos, "totalmente colapsados".


Esta situación se ve agravada por las condiciones en las que se encuentran, ya que en la parte de boxes solo hay un lavabo para más de 40 pacientes, y camillas muy antiguas que cuesta hacer rodar, a lo que se suma que los profesionales ven falta de personal y de refuerzos, hasta el punto de tener miedo a no atender correctamente.


Desde urgencias tenían la consigna de derivar pacientes al Hospital de l'Esperança de Barcelona, que tenía un espacio habilitado para este incremento de atenciones por la gripe y el frío, pero ya está lleno.


En el de Palamós (Girona) tenían 11 pacientes pendientes de ingresar por la mañana, entre los que hay cuatro que están en urgencias desde el miércoles, y el centro tiene llenas todas las camas habilitadas por la gripe, según fuentes de MC, mientras que en el Josep Trueta de Girona hay siete pacientes pendientes de ingreso en planta y 23 boxes llenos, aunque la situación no es tan grave como en otros centros.


SOLO EL 60% DE LA PLANTILLA


En el Hospital de Blanes (Barcelona) las urgencias sufren "bastante saturación" porque tienen boxes doblados y 14 pacientes pendientes de ingresos a la vez que la plantilla de urgencias se encuentra al 60% debido a las bajas no cubiertas, también según fuentes sindicales.


La situación contrasta entre centros del mismo territorio, el Hospital Comarcal del Alt Penedès, en Vilafranca del Penedès, están "bastante colapsados" con 18 pacientes esperando, mientras que en el el Hospital de Viladecans (Barcelona) hay menos problemas, con ocho pacientes pendientes de ingreso pero con cama asignada.


En el de Igualada, este viernes hay 12 pacientes pendientes de ingresar en planta, pero han explicado que han tenido recientemente "días peores", han observado desde MC.


Las urgencias del Hospital de Terrassa (Barcelona) sufren una alta presión --aunque no llegan al colapso--, con 30 pacientes esperando y 16 pendientes de ingresar --a pesar de tener 13 altas previstas y cinco camas libres--, una situación parecida a la de este jueves.


La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergésconsideró este jueves que el Pla nacional d'urgències de Catalunya (Planuc) "está funcionando relativamente bien", pero admitió picos de saturación que atribuye al momento de entrada de la gripe en fase epidémica, y rechazó hablar de colapso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH