Eloi Badia rebaja el proyecto de funeraria pública a construir 20 velatorios hasta 2022

|

Eloi badia funeraria


El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, ha explicado que el consistorio está trabajando para la creación de un operador público funerario y que, como primer paso, se ha contemplado construir 20 salas de velatorio distribuidas en un único tanatorio o bien en tres pequeños antes de 2022.


No es la primera vez que el consistorio trata de sacar adelante su proyecto de funeraria municipal, pero hasta en tres ocasiones la iniciativa ha decaído del pleno municipal por falta de apoyos en la oposición.


Pero esta vez el concejal ha explicado que cuentan con el apoyo de la CUP y que en el próximo pleno el Gobierno municipal llevará la propuesta. Sobre las características que tendrán el o los tanatorios y dónde se ubicarán, Badi ha comentado: "En el caso de que se construya uno solo, tendría que ser grande, y el mejor emplazamiento sería Montjuïc".


Este nuevo proyecto también contempla que Barcelona venda las acciones que tiene su empresa Barcelona Serveis Municipals en la funeraria Mémora: "Es una necesidad desprenderse de este 15%, porque no esta justificada la participación del Ayuntamiento", ha asegurado Badia. Sería precisamente gracias a estos ingresos que podría costearse la nueva forma que ha tomado uno de los proyectos que Colau ha tenido que abandonar durante su mandato por falta de apoyos.


TANATORIO DE COLLSEROLA, LA UBICACIÓN MÁS PROBABLE


La CUP ha afirmado que lo más probable es  que el Ayuntamiento invirtiera el porcentaje vendido en la obtención del tanatorio de Collserola, para ampliar así el número de salas de velatorio, pero Badia ha asegurado que, aunque era la intención, lo han descartado porque piden entre 25 y 30 millones de euros, cuando los informes del Gobierno municipal no contemplan invertir más de 10.


También ha avanzado que el Ayuntamiento no renovaría las concesiones de los tanatorios --se termina en 2048 en los tanatorios de Les Corts y Collserola, y en 2054 en el de Sant Gervasi--, a lo que Badia ha asegurado que hay un consenso para no renovar estas licencias, pero ha reconocido que falta mucho tiempo y que por tanto "esto dará muchas vueltas".


El edil ha aseverado que la intención es hacer más accesibles los tanatorios a los barceloneses porque el servicio tiene un precio medio de 6.000 euros, siendo el más alto del Estado según él, aunque no ha comentado ninguna posible rebaja de la tasa funeraria.


CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN


De hecho, el líder del PSC en el Ayuntamiento, Jaume Collboni, ha asegurado que es "un desastre" la propuesta del Gobierno municipal con la CUP que prevé la creación de un operador público funerario y la puesta en marcha de más de 60 velatorios antes de 2054.


En una rueda de prensa este viernes, el concejal socialista ha reprochado que la única política en materia funeraria que ha impulsado el Gobierno de Colau es la subida de la tarifa funeraria en un 16%: "Es lo único que se ha hecho en la ciudad en este mandato después de tanto bla bla bla".


"Es una broma de mal gusto. Exigimos rigor y seriedad con lo que concierne a la gestión del dinero público", ha insistido, y ha asegurado que es consciente de los elevados precios y se ha mostrado a favor de introducir competencia para bajar los precios.


A estas críticas que se ha sumado el PP, que en un comunicado ha asegurado que Colau "sólo busca titulares fáciles para tapar sus incumplimientos de gestión", y le ha reprochado que mantenga las tasas de cementerios mientras se acumulan 21 millones de euros de beneficios en los últimos 10 años, según él.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH