sábado, 14 de diciembre de 2019

Duran i Lleida critica la purga de los "moderados" llevada a cabo por Puigdemont

|

Duran i lleida catalunya proceso independentista


El exlíder de Unió (UDC) Josep Antoni Duran i Lleida ha criticado el afán de "protagonismo del expresidente catalán Carles Puigdemont, al que ve en una estrategia de "cuanto peor, mejor", y ha lamentado "profundamente" su decisión de excluir a personas "moderadas" del PDeCAT como Carles Campuzano o Jordi Xuclá de las listas al Congreso para las elecciones generales del próximo 28 de abril. "Me duele personalmente", ha admitido.


Así lo ha confesado durante la presentación de su último libro 'El riesgo de la verdad', de Planeta, donde repasa su trayectoria política desde que se afilió a Unió en 1974 hasta su dimisión en 2016; las tensiones en CiU y la posterior ruptura de la de la federación; los contactos con los expresidentes Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy; y su relación con los expresidentes catalanes Jordi Pujol, Pascual Maragall y Artur Mas, entre otras cuestiones.


Quien fuera portavoz de CiU en la Cámara Baja ha puesto en valor la capacidad tanto de Campuzano como de Xuclá, con quienes compartió escaño, y ha apuntado que pese a mantener posiciones "distintas" con ellos, guarda "un buen recuerdo personal" de ambos.


AL CONGRESO NO SE VA A DESPEDIRSE CADA DÍA


"Son personas moderadas que entienden que no se viene al Parlamento a despedirse cada día sino a hacer política y a defender los intereses no sólo de Cataluña como nación, sino los de los catalanes, piensen lo que piensen y voten lo que voten --ha argumentado--. Lo lamento profundamente".


A su juicio, desde la lógica del independentismo que "sitúa los sentimientos por encima de la razón", es "normal" que el PDeCAT sitúe como cabezas de lista tanto al Congreso como al Parlamento Europeo a personas que o bien están en prisión (Jordi Turull y Jordi Sànchez) o bien están en Waterloo (el propio Puigdemont) porque deben pensar que eso les ayudará a "internacionalizar" el procés y que les será "rentable".


En todo caso, ha lamentado que la "necesidad de protagonismo" de Puigdemont le haya llevado a pensar aquello de que "cuanto peor, mejor" lo que, a su juicio, "nunca" es bueno para nadie, "tampoco para sus compañeros que están en el Tribunal Supremo".


La división política que existe no sólo en el PDeCAT sino también en los partidos independentistas le lleva a pensar que el secesionismo no sólo "no es capaz de gobernar Cataluña" sino que tampoco permitirá que se pueda gobernar España. "El independentismo está marcando la política española", ha enfatizado Duran.


Frente a esta situación, el democristiano ha defendido que Cataluña recupere el espacio político que en su día significó CiU, "ese catalanismo moderado" en el que es compatible defender los intereses de Cataluña sin renunciar a participar en la conformación de España.


"Yo nunca he querido ser ministro, y he podido, pero es necesario que Cataluña se implique en la gobernación de España", ha abundado Duran, quien cree que la crisis catalana, como toda crisis, debe "decantarse" pero que, para ello, es necesario romper la "bipolarización entre el blanco y el negro" que provoca el juicio del procés y, tras la sentencia, se empiece de una vez a "hacer política".


ARTUR MAS, INDEPENDENTISTA CONVERSO


Y es que, en su opinión, el procés en el fondo es un "fracaso colectivo" porque hasta ahora "no se ha hecho política", sino que se ha "abusado" de los sentimientos de una parte y otra. "España necesita recuperar el equilibrio entre el sentimiento y la razón", ha defendido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH