Entrar en contacto al menos 20 minutos con la naturaleza disminuye los niveles de hormonas del estrés

|

Pasear o sentarse, al menos veinte minutos al día, en lugares donde se entre en contacto con la naturaleza reducirá, de forma significaiva, los niveles de hormonas del estrés, tal y como destaca un nuevo estudio que ha establecido por primera vez la dosis más efectiva de una experiencia de naturaleza urbana.


Los profesionales de la salud pueden usar este descubrimiento, publicado en 'Frontiers in Psychology', para prescribir 'píldoras de naturaleza' con la evidencia de que tienen un efecto real medible.


Científicos analizan el rol de las plantas y microorganismos en la depuración de los ríos


"Sabemos que pasar tiempo en la naturaleza reduce el estrés, pero hasta ahora no estaba claro cuánto es suficiente, con qué frecuencia hacerlo o incluso qué tipo de experiencia en la naturaleza nos beneficiará" -precisa la doctora MaryCarol Hunter, profesora asociada de La Universidad de Michigan (EE.UU.) y autora principal de esta investigación-. 


"Nuestro estudio muestra que para obtener el mayor beneficio, en términos de reducir de manera eficiente los niveles de la hormona del estrés cortisol, debe pasar de 20 a 30 minutos sentado o caminando en un lugar que le brinde una sensación de naturaleza".


Las 'píldoras de naturaleza' podrían ser una solución de bajo costo para reducir los impactos negativos en la salud derivados de la creciente urbanización y los estilos de vida en interiores dominados por la visualización de pantallas. Para ayudar a los profesionales de la salud que buscan pautas basadas en la evidencia sobre qué dispensar exactamente, Hunter y sus compañeros diseñaron un experimento que proporcionaría una estimación realista de una dosis efectiva.


Durante un período de 8 semanas, se pidió a los participantes que tomaran una 'píldora de naturaleza' con una duración de 10 minutos o más, al menos 3 veces a la semana. Los niveles de cortisol, la hormona del estrés, se midieron a partir de muestras de saliva tomadas antes y después de una de estas 'píldoras', una vez cada dos semanas.


"Los participantes tuvieron la libertad de elegir la hora del día, la duración y el lugar de su experiencia en la naturaleza, que se definió como un lugar al exterior que, en opinión del participante, les hizo sentir que habían interactuado con la naturaleza", señala Hunter.


La principal investigadora del estudio, además, remarca que los profesionales de la salud "pueden usar" los resultados como una "regla de oro basada en la evidencai sobre qué poner en una prescripción de 'píldoras naturales'.

relacionada Cerca de Barcelona hay todo un mundo de posibilidades para disfrutar del ocio, de la cultura y de la naturaleza
relacionada El estrés promueve la metástasis del cáncer de mama y reduce la eficacia de la quimioterapia

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH