Asens reconoce que el Ayuntamiento de Barcelona animó a la ciudadanía a participar en el referéndum

|

El todavía teniente de alcalde de Barcelona y cabeza de lista de En Comú Podem en el Congreso de los Diputados, Jaume Asens, ha comparecido este lunes como testigo ante la Sala que juzga el proceso independentista, donde ha descrito el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 como una movilización "sin efectos jurídicos" para protestar contra un "abuso de poder".


Jaume asens imagen


Según ha afirmado durante su declaración, a propuesta de la defensa del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, el Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau llamó a los ciudadanos a participar en la votación como forma de "presión" para "establecer el diálogo" con el Gobierno de Mariano Rajoy y que, por ello mismo, él decidió acudir a votar.


En este sentido, ha explicado que aunque el 1-O fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, el consistorio llegó a un acuerdo con la Generalitat para promover el referéndum porque consideraba que los derechos políticos no estaban "suspendidos", tal y como se decía en un informe emitido por el secretario municipal.


"Entendíamos que era una movilización con apariencia de referéndum y por eso llamamos a la ciudadanía a participar" mediante "acciones de desobediencia civil", ha apuntado Asens, al mismo tiempo que ha enfatizado que su formación política consideraba la prohibición del referéndum un "abuso de derecho".


Así, el teniente de alcalde ha añadido que con la resolución del tribunal de garantías se "dejaba sin efectos jurídicos" el referéndum, pero que aún se mantenían en pie el "derecho de reunión, el de manifestación" y el 1-O expresaba "un ejercicio cualificado de esos derechos".


Por otro lado, el testigo ha relatado que visitó varios centros de votación el mismo día de la jornada de votación como la noche previa, donde no encontró ni mesas formadas, ni urnas electorales; sino "actividades aparentemente ajenas a lo que iba a suceder al día siguiente". En este momento de su declaración, ha lamentado la actuación policial en algunos colegios, como en el Ramón Llull de Barcelona, donde presenció "cargas policiales", a su juicio, "indiscriminadas".


Sobre las actividades extraescolares en los centros como las que se organizaron el fin de semana del referéndum ha sido preguntada la actual secretaria general de Educación de la Generalitat, Nuria Cuenca, que ha sido la primera persona en comparecer esta tarde. Esta testigo ha ratificado a preguntas del abogado y exconsejero Francesc Homs que la administración autonómica no era la responsable de autorizar la celebración de este tipo de actividades.


Después, a preguntas del fiscal Jaime Moreno ha dicho desconocer si se han vuelto a organizar convocatorias parecidas durante "un día y una noche", y ha negado que en el tiempo que lleva como responsable educativa en Cataluña la nueva consejera de Educación se haya atribuido para sí todas las competencias del departamento, cosa que hizo en vísperas de la consulta ilegal su antecesora, ahora huida de la Justicia, Clara Ponsatí.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH