La dejación de Colau en Ciutat Vella provoca un choque entre vigilantes de seguridad

|

Ante la dejación con que el Ayuntamiento de Barcelona actúa en materia de seguridad, los comerciantes de Ciutat Vella han decidido contratar a empresas de seguridad privada para proteger sus negocios.


Desde hace unos días, en los alrededores de la Plaza Real patrullan unos autodenominados "agentes cívicos" que ahuyentan a los lateros y descuideros que frecuentan esta zona de gran afluencia turística. Estos agentes circulan de día y de noche por los alrededores de la plaza manteniendo una actitud intimidadora para prevenir conductas incívicas.


Sin embargo, el sindicato Alternativa Sindical ha denunciado ante la Dirección General de la Policía que la contratación de estos agentes por parte de los comerciantes incumple la legalidad. El sindicato, que se suma a las críticas realizadas anteriormente por otras organizaciones, cita los artículos 9 y 32 de la Ley 5/2014 de Seguridad Privada, que circunscriben estos servicios a las fuerzas de orden público o a los vigilantes de seguridad autorizados por Interior.


Barcelona Plaza Real imagen


Este servicio de agentes cívicos lo presta Blue Control Service, una empresa que solamente está habilitada para ejercer funciones de control de acceso a recintos cerrados. Según el sindicato de vigilantes de seguridad, las rondas de vigilancia que realizan estos agentes solo pueden ser llevadas a cabo por parte de vigilantes acreditados por el Ministerio de Interior.


En un comunicado, Alternativa Sindical quita responsabilidad a los comerciantes, quienes no son "conocedores de la Ley de Seguridad Privada y se dejan engañar por empresas de controladores que venden sus servicios cual empresa de seguridad sin tener la autorización correspondiente por parte del ministerio del Interior". La empresa Blue Control Service no ha querido valorar esta denuncia por parte del sindicato.


COLAU SE DESENTIENDE


Tras este choque entre empresas de seguridad, se halla el enfrentamiento entre Ayuntamiento y Govern sobre quién debe actuar policialmente en el Raval y otros barrios céntricos de Barcelona. La alcaldesa Ada Colau se quejó el pasado miércoles de que el Govern no actuaba en la capital con una "intención electoral de abandonar la seguridad de Barcelona" para generar un clima de caos en la ciudad.


El director general de los Mossos d'Esquadra, Andreu Joan Martínez, respondió a Colau que era "radicalmente falso" que la Conselleria de Interior desatienda la seguridad en Barcelona con fines electoralistas.


Mientras esta querella entre ambas administraciones se recrudece en plena campaña electoral, los comerciantes han tomado una decisión que puede que acabe terminando en los tribunales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH