lunes, 23 de septiembre de 2019

El juego trilero de la remunicipalización del agua de Eloi Badia

|

Eloi Badia vuelve a la carga  en plena campaña electoral sobre lo que él considera su nuevo nicho de votos, la remunicipalización del agua, y sobre la que a día de hoy no ha aportado dato alguno sobre las ventajas sociales ni económicas de la misma como se le exige a cualquier administración que quiera adquirir la gestión directa de un servicio público. 


Eloi Badia


¿POR QUÉ BADIA SE OLVIDA DE HABLAR DE LA TMTR EN LA REMUNICIPALIZACIÓN DEL AGUA?


Badia, ha anunciando porcentajes en la rebaja del recibo del agua, a groso modo, sin concretar exactamente sobre que concepto se producirá esa rebaja y cómo repercutirá en el cómputo general sumados los impuestos de todas las administraciones públicas que recaban impuestos, como la AMB, la ACA o el Gobierno Central (IVA). Verdaderamente desde Catalunyapress nos preguntamos si realmente esa rebaja será tal, teniendo presente las subidas de por ejemplo la Tasa Metropolitana del Tratamiento de Residuos (TMTR) que ha ido aumentando en los últimos tres años.


Eloi Badia cuenta la parte de la cuestión que más brilla pero no trata el fondo del tema que es el total de la factura que asumen empresas y usuarios domésticos. Así entre 2017 y 2019 los aumentos de la TMTR para el comercio y la restauración de Barcelona han supuesto por este solo concepto un incremento del 25% en el recibo del agua. Mientras que en el caso de usuarios domésticos, el impacto se sitúa en una horquilla que va del 9% hasta el 25%, según han sido más o menos afectados.


La Tasa Metropolitana del Tratamientos de Residuos (TMTR) no es un concepto ligado a la gestión del agua, pero aún así, desde el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) se incorpora sin dar más explicaciones a los ciudadanos, en un ejercicio de opacidad, que no de transparencia del que Eloi Badia también es un cómplice necesario.


ELOI BADIA EJECUTA LOS TRÁMITES ADMINISTRATIVOS EN LA AMB A SU LIBRE ALBEDRÍO


Badia obvia al mismo tiempo que en marzo de este 2019 declaró urgente la apertura de un expediente en la AMB para la modificación de las tarifas del agua del 2020, a sabiendas de que con una tramitación ordinaria se cumplían los plazos suficientes. En este sentido la única urgencia real fue el inicio, para él, de su particular campaña electoral a costa de poner en peligro una eficaz gestión del agua en el área metropolitana. Eloi conoce los pormenores de urgencia tasados por la Ley que Badia no debiera saltarse “a la torera” por su mayor bienestar electoral, ya que existe jurisprudencia administrativa que juega en su contra.


Pero con tal de hacer campaña municipal, Badia, hasta ha ninguneado a la propia Agencia Catalana del Agua (ACA) saltándose trámites obligatorios en beneficio de particular carrera política ya que estos trámites requieren de la aprobación de este organismo dependiente de la Generalitat.


Y es que Eloi quiere salirse con la suya, sea como sea, y su pretensión es la de usar un Pleno de la AMB, el 18 de junio, cuyos miembros estarán en funciones, para aprobar una tarifa del agua rebajada sin legitimidad alguna para hacerlo.


Badia va perpetrando a diestro y siniestro presuntas irregularidades como la declaración de urgencia sin necesidad, saltándose trámites que tienen que contar con la aprobación del ACA y aprobando una nueva tarifa en un Pleno de la AMB con miembros en funciones sin tener en cuenta las consecuencias que todos sus actos pueden conllevarle.


De él, dicen en los mentideros políticos locales, que aspira a seguir la estela de Pisarello y usa la remunicipalización del agua como trampolín para saltar a otros espacios políticos de mayor envergadura en Madrid y para ello, todo le vale, incluso rebajar el recibo del agua y dejar en el aire hasta las prejubilaciones pactadas con 177 empleados de Sorigué


La propuesta de bajar la tarifa del agua  sorprendió desde su anuncio a propios y a extraños, ya que en enero de este 2019 se anunció una rebaja acordada por la mesa de trabajo formada por el AMB y Aigües de Barcelona, en la que ambas entidades estuvieron de acuerdo en el porcentaje. Puesto que Badia era conocedor de este acuerdo, ¿por qué anunció una rebaja mayor a la acordada? Esta claro que todo forma parte de su estudiada estrategia electoralista.


Y es que Badia hace caso omiso y antepone a acuerdos cerrados y advertencias su idea de la remunicipalización del agua. Una especie de misión casi divina que no se sustenta en más que en una necesidad partidista y populista, puesto que no es necesaria, ya que, según el barómetro sobre la valoración de las prestaciones públicas publicado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) en agosto de 2018 el 70% de los barceloneses valoran positivamente el servicio público municipal de abastecimiento de agua .


La remunicipalización del agua es el punto más candente, que ha ido acumulando recursos judiciales y que incluso llevó a que la propia empresa licitadora del Concurso de Logística para la Multiconsulta, 3CS, presentara una denuncia a la Fiscalía por presuntos delitos de prevaricación y malversación contra los miembros de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento.


LA REMUNICIPALIZACIÓN DEL AGUA NO CUENTA CON LOS SUFICIENTES APOYOS


Según un informede la Cámara de Comercio de Barcelona -elaborado por los catedráticos de Derecho, José María Gimeno y Gonzalo Quintero y por el ex presidente del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, Pascual Sala- cuando una administración decide asumir la gestión directa de un servicio público tendrá que justificar las ventajas sociales y económicas de la misma y si eso es así, porque existe el riesgo de que se trate de una solución que puede ir en contra del principio de confianza legítima de una parte, pero por otra -y más importante- del principio de eficiencia y estabilidad presupuestaria.


Que el Sr. Badia llegue a entender el contenido de este brillante documento, elaborado desde la imparcialidad más absoluta, depende de que en el futuro -política aparte- los ciudadanos del Área Metropolitana de Barcelona gocen del mejor suministro del agua y al precio más justo y también tengan acceso a este servicio esencial los que no pueden pagarlo, sin el condicionante de los impuestos, como sucede ahora mismo.


Los comunes  venden humo con la remunicipalización del agua en Barcelona, como otrora , hicieran a costa del derecho de acceso a la vivienda, y la supuesta construcción de vivienda pública en la ciudad condal, que la PAH no le ha perdonado, ya que ha incumplido su promesa de ejecución durante el mandato que ha acabado 2015-2019 con los resultados por todos conocidos.


Los votantes barceloneses deben aprender a coger su factura del agua y saber interpretar si las rebajas del recibo serán tales si son generalizados sobre todos los conceptos que afectan al recibo del agua, principalmente los impuestos que no se han bajado. Si te rebajan el concepto A pero te están subiendo entre el 9 y el 25% por el concepto B ( TMTR), ¿dónde está el beneficio? Badia toma a los ciudadanos por “tontos”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH