​Podemos amenaza con tumbar la investidura de Sánchez ante la sospecha de un pacto PSOE-Cs

|

La investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno podría sufrir un revés inesperado. Hay diversos escenarios abiertos, desde un ejecutivo socialista en solitario hasta pactar con Podemos o con Ciudadanos.


Pablo iglesias sánchez


Esta última opción, el pacto PSOE-Cs, se ve con muy malos ojos por parte de los de Pablo Iglesias, que tras semanas de conversaciones insinúan que podrían tumbar la investidura de Sánchez.


Las elecciones generales del 26 de abril dieron como ganador al PSOE, pero sin mayoría absoluta, lo que obliga a hablar con otros partidos para tantear posibles apoyos. Por ello, lo primero que pidieron los seguidores socialistas cuando Sánchez salió como ganador en la noche electoral fue: "Con Rivera, no".


Inicialmente, parecían más cercanas las posturas entre Sánchez e Iglesias, sobre todo después de que Rivera vetara por activa y por pasiva la posibilidad de que Cs tuviera acuerdo alguna con un partido, PSOE, y un presidente, Sánchez, a quien acusaba de romper España y estar dispuesto a pactar con partidos soberanistas.


El siguiente capítulo vino con las elecciones del 26 de mayo, en el que a nivel municipal y en algunas comunidades también resultó ganador el PSOE, pero en la mayoría de casos necesita pactar con otras formaciones. En estos comicios Podemos perdió ciudades y diputados, lo que se suma a una crisis interna por la fuga de dirigentes y por la incógnita de quién sucederá a Iglesias al frente de la formación morada.


Desde Moncloa, consideran que el batacazo de Unidas Podemos el 26-M debe hacerles repensar si es el partido en el que el Gobierno de Sánchez debe apoyarse. Mientras, desde la formación morada, lo que reivindican es que los resultados del 28-A siguen siendo los mismos.


En Podemos añaden que los españoles fueron a votar el 26-M en clave municipal, no pensando en la formación del Gobierno de España.


En paralelo, sigue en el aire qué pasará con el Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, donde ganó por la mínima el republicano Ernest Maragall, pero ahora se especula sobre un pacto entre Ada Colau (BComú) y Jaume Collboni (PSC). Incluso desde la candidatura de Cs se abren a la segunda posibilidad, con el objetivo de que no haya un alcalde independentista.


Esta situación de no saber aún quién pactará con quién se da en otros ayuntamientos y comunidades. En Madrid, por ejemplo, en ambos casos podrían sumar PP, Cs y Vox. Pero Cs también podría decantarse por no pactar con la derecha y la ultraderecha.


En medio de este panorama, Podemos está dispuesto a no facilitar la investidura de Sánchez ante la sospecha de que se decante por Rivera.


La formación de Iglesias es clave para facilitar también gobiernos progresistas en Baleares, Canarias y La Rioja, a la vez que el PSOE explora un pacto con Cs en Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, y Extremadura.


Así, la mesa de negociación, o más bien las diferentes mesas de negociación, parecen de lo más abiertas y entrelazadas. Según el calendario previsto, el 15 de junio es el día de formación de los consistorios, y el objetivo de Ferraz es que la investidura de Sánchez se haga en julio.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH