domingo, 8 de diciembre de 2019

​La investidura de Sánchez y la paciencia de Felipe VI

Carmen P. Flores

Después de dos días de consultas del Rey con los representantes de los distintos partidos políticos, este ha propuesto a Pedro Sánchez como candidato.


El socialista Pedro Sánchez saludando al Rey


La próxima semana Sánchez mantendrá reuniones con los distintos partidos para conocer con qué apoyos cuenta para  ser investido. Aunque públicamente las formaciones han manifestado cuáles van a ser sus intenciones, las posturas pueden cambiar según los pactos a los que se llegue a última hora. No obstante, los números de diputados son los que son y las matemáticas dicen que no fallan, aunque en política todo es posible.


Sorprende que el PSOE no haya tenido amarrados los votos antes de despachar con el Rey. Suele ser lo habitual, aunque no es la primera vez ni la última que las cosas van de esta manera.


El Rey Felipe en dos días ha recibido a los políticos para conocer sus opiniones sobre su intención de voto. Algunos de esos  han cumplido con la función encargada. Otros, en cambio, han aprovechado la ocasión para hablar de otras cosas que nada tenían que ver con el motivo del encuentro.


Dos son los políticos que se han saltado este protocolo no escrito: Laura Borràs de JxCat y Jaume Asens de EnComú Podem. El primer objetivo de la convergente ha sido darle el dosier de los "expertos" de la ONU, que lo llevan como si lo que se dice en él fuera palabrita del niño Jesús. También, como ya había anunciado, le ha hablado de los políticos presos, y le ha dicho que Catalunya no tiene Rey, pero le tiene a ella que "representa" a la Catalunya de Alicia en el País de los Elegidos.


La diputada Borràs, ejemplo de la intolerancia, dice que ha dicho eso. ¿Será verdad? Nunca lo sabremos. La discreción y el sentido de la responsabilidad de Felipe VI impiden conocer su versión.


Jaume Asens, que el día anterior junto a su compañero Pisarello había visitado a Jordi Sánchez, no sabemos si para pedirle consejo, comentaba que también le había hablado al Rey de los presos y la situación de Catalunya. Esta es la actitud de Asens. ¿Estarán de acuerdo sus votantes y militantes? La ambigüedad política que practica el amigo de Colau no ha pasado desapercibida, no por este hecho concreto, sino por su trayectoria desde que decidió que la política le había llamado.


Si Podemos hace tiempo que tiene problemas internos con los resultados de todos conocidos, en el seno de los Comunes, donde conviven distintas sensibilidades, el virus también ha entrado, sin que de momento se haya aplicado ningún antídoto.


Mientras se sigue negociando la investidura de Pedro Sánchez, en Barcelona ocurre lo mismo con la persona que gobernará los próximos cuatro años el ayuntamiento de la capital de Catalunya.


"Las grandes mentes discuten las ideas; las mentes promedio discuten los acontecimientos; las pequeñas discuten con las personas", reflexionaba Eleanor Roosevelt.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH