Tras la menopausia, las mujeres con un cuerpo 'en forma de pera' están más sanas

|

Después de la menopausia, las mujeres con un cuerpo en forma de manzana, que acumulan más grasa en el área abdominal, tienen mayor riesgo de tener problemas cardiovasculares, en comparación con las mujeres con un cuerpo en forma de pera. Esta es la conclusión de un estudio publicado en el 'European Heart Journal'.


La investigación asocia la adiposidad concentrada en el área central del cuerpo con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, incluso en mujeres con un índice de masa corporal (IMC) considerado saludable.


Para los científicos, después de la menopausia, las mujeres deben perder peso en el área abdominal y presentar un cuerpo en forma de pera, en el que la grasa se concentra en las caderas y piernas, ya que disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular.


Riesgo de enfermedades cardiovasculares en mujeres posmenopu00e1usicas

Entre las mujeres posmenopáusicas con un índice de masa corporal normal, una mayor cantidad de grasa en el tronco se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, mientras que una mayor cantidad de grasa en las piernas se asocia con un menor riesgo / European Heart Journal


Este fue el resultado que los científicos alcanzaron en la primera investigación llevada a cabo sobre la concentración de grasa en el cuerpo de las mujeres posmenopáusicas con índice de masa corporal (IMC) normal. 


El estudio se desarrolló a lo largo de 18 años y contó con la participación de 2.683 mujeres, que formaban parte de la Iniciativa de Salud de la Mujer en EEUU, que reclutó 162.000 entre 1993 y 1998. Ninguno de ellas tenía enfermedad cardíaca al principio de su trabajo científico.



Las mujeres con cuerpos en forma de manzana tienen tres veces mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 



A estas mujeres se les hizo seguimiento hasta 2017 y durante el período de análisis se registraron 291 casos de enfermedades cardiovasculares.


"Nuestros hallazgos sugieren que las mujeres posmenopáusicas, a pesar de tener un peso normal, podrían tener un riesgo variable de enfermedad cardiovascular debido a las diferentes distribuciones de grasa en la zona central del cuerpo o en las piernas", señala el doctor Qibin Qi, profesor de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York.


Los científicos encontraron que las mujeres con más grasa localizada en el área del vientre, con un cuerpo en forma de manzana y menos en las piernas, son tres veces más propensas a tener enfermedad cardiovascular que aquellas con un cuerpo en forma de pera, con grasa centrada en el área de las caderas  y las piernas.


"Además del control del peso corporal, la gente tiene que prestar atención a la grasa corporal localizada, incluso a aquellos con un peso e IMC saludables", dice Qibin Qi.


El estudio abarcó a mujeres con peso normal, por lo que los resultados representan, según el investigador, un "mensaje muy importante, incluso para las mujeres con un peso corporal saludable: tener 'forma de manzana' o'forma de pera' sigue siendo importante".


Con la menopausia, las mujeres pueden experimentar cambios en la forma del cuerpo así como en el metabolismo, especialmente con el aumento de grasa almacenada alrededor de los órganos, la llamada grasa visceral. Además de la dieta y el ejercicio, la distribución de la grasa también está determinada por la genética.


Qibin Qi lamenta no saber cómo transferir la grasa del vientre a las piernas. "Esto está influenciado por la genética. El ejercicio ayudará con la pérdida de peso, pero no sabemos qué tipo de ejercicio ayudará con la reubicación de la grasa", dice.


El siguiente paso para los investigadores es estudiar los impactos a largo plazo de los hábitos alimenticios en la distribución de la grasa en las mujeres después de la menopausia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH