viernes, 21 de febrero de 2020

ERC se baja los pantalones ante JxCat con tal de entrar en la Diputación de Barcelona

|

La unidad del independentismo ha tocado fondo. Por lo menos eso es lo que ha dicho la diputada de JxCat en el Parlament Elsa Artadi este lunes 8 de julio.


El acuerdo entre JxCat y PSC filtrado a la prensa el pasado viernes corrió como la pólvora entre los republicanos.


El pastel de la Diputación de Barcelona es muy gordo y todos quieren llevárselo. ERC contaba con pactar con los post convergentes, ya que tienen el mismo número de diputados que el PSC.


Pero no ha sido así, y JxCat ha decidido vengarse de los 28 municipios en los que "ERC ha pactado en contra de JxCat, pese a ser la fuerza más votada, y a la inversa solo ha pasado en siete".


Artadi ha puesto como ejemplo Sant Cugat del Vallès (Barcelona), municipio en el que los republicanos gobiernan gracias a un pacto con el PSC y la CUP, pese a que JxCat fue la fuerza más votada, pero también ha citado Figueres (Girona) y Tàrrega (Lleida).


Los post convergentes han puesto como condición que se reviertan estos pactos.


Poco después de estas palabras, el vicepresidente del Govern y número tres de ERC, Pere Aragonès, se ha abierto a que JxCat presida la Diputación de Barcelona a cambio de renuncien al pacto con el PSC y pacten con ellos.


A pesar de que los republicanos tienen 16 diputados “estamos dispuestos a hablar de la presidencia", ha señalado Aragonès. 


Ambas formaciones celebraron una reunión que ha acabado sin avances.


Elsa Artadi


REVERTIR PACTOS CON EL PSC


La diputada de JxCat en el Parlament Elsa Artadi ha propuesto a ERC llevar a cabo "una agenda de reversión de pactos con el 155", entre los que sitúa al PSC, tras las elecciones municipales del 26 de mayo como un primer paso para empezar a tejer una unidad del independentismo que, a su juicio, está más lejos que nunca.


En rueda de prensa tras la reunión de coordinación de JxCat en el Parlament, dos días después de que trascendiera el pacto de este espacio con el PSC en la Diputación de Barcelona, ha explicado que esta agenda debe permitir que, en los ayuntamientos, consells comarcals o diputaciones donde su espacio o ERC haya sido la fuerza más votada y hayan sido desplazados por acuerdos con los socialistas, puedan revertirse: "Ahora le toca a ERC decidir si se quiere sumar o decide que no".


Según Artadi, la unidad del independentismo está más lejos que nunca tras el ciclo electoral, y cree que es consecuencia de no haber concurrido en listas unitarias: "Hemos tocado fondo. Hemos visto descalificaciones de personas de diferentes espacios. Es un espectáculo muy triste y no debería ser así".


Por ello, junto al secretario de Organización del PDeCAT, Ferran Bel, ha llamado a todos los implicados a hacer autocrítica, a serenarse y revertir "el actual espectáculo" que están dando a falta de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) a los líderes independentistas, entre otras cuestiones.


Aunque no han trasladado formalmente la propuesta a los republicanos, les ha emplazado a pronunciarse al respecto, dejando claro que plantean revertir estos pactos en los ayuntamientos, pese a que ya se hayan constituido, y el resto de entidades supramunicipales.


"NUNCA ES TARDE"


"Nunca es tarde, y es más necesario que nunca. Es urgente, la gente ya no entiende nada. La propuesta de JxCat es muy clara, la entiende todo el mundo. ERC debería decidir rápidamente si la quiere estudiar y tirar adelante o no", ha sostenido.


Al preguntársele cómo se podrían revertir los pactos en los ayuntamientos, teniendo en cuenta que ya se han constituido, Artadi ha asegurado que "primero hay que saber si hay la voluntad política de hacerlo, y luego los mecanismos ya se encontrarán", y ha defendido la necesidad de establecer unas normas claras y comunes de comportamiento, y no entrar al detalle de caso por caso.


Sobre si el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su antecesor, Carles Puigdemont, estaban al caso del pacto entre JxCat y PSC en la Diputación de Barcelona, Artadi ha asegurado que las decisiones se tomaron de forma consensuada y "todo el mundo fue informado".


Según Bel, tenían como prioridad pactar con los republicanos, como han hecho en las diputaciones de Tarragona, Lleida y Girona -ERC preside las dos primeras y JxCat la tercera-, pero "en Barcelona esto ha sido diferente".


DIPUTACIÓN DE BARCELONA


Pese a que negociaron con ERC, ha explicado que se encontraron con el "veto" de los comuns, y ha explicado que se les proponía apoyar un gobierno en que estuvieran ambas formaciones y no JxCat.


"Era una paradoja que con 7 diputados provinciales quedáramos fuera del gobierno y los comuns, con cinco, entraran", ha reconocido Bel, que desconoce si ahora los comuns están interesados en incluirlos en los pactos.


Pese a insistir en que no quieren ahondar en reproches, ha cifrado en 28 el número de municipios en los que "ERC ha pactado en contra de JxCat, pese a ser la fuerza más votada, y a la inversa solo ha pasado en siete".


Así, ha puesto como ejemplo Sant Cugat del Vallès (Barcelona), municipio en el que los republicanos gobiernan gracias a un pacto con el PSC y la CUP, pese a que JxCat fue la fuerza más votada, pero también ha citado Figueres (Girona) y Tàrrega (Lleida).


Pere Aragonu00e8s


BAJADA DE PANTALONES


El vicepresidente del Govern y número tres de ERC, Pere Aragonès, se ha abierto este lunes a que JxCat presida la Diputación de Barcelona a cambio de que este partido renuncie al pacto con el PSC para gobernar el ente provincial --que suscribió el viernes de la semana pasada-- y pacte con ERC.


En rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido, ha defendido que es una propuesta generosa ya que ERC tiene más diputados que JxCat en esta institución: "ERC tiene 16 diputados -provinciales- y JxCat tiene 7, y pese a esto estamos dispuestos a hablar de la presidencia", ha destacado.


Ha recordado que el PSC tiene los mismos diputados provinciales que ERC, 16, por lo que no entendería que JxCat certifique el pacto con los socialistas en lugar de rectificar y hacer un pacto con ERC, que sumaría los mismos números: "En todas las facultades de matemáticas 16 es igual a 16".


Así, Aragonès ha reclamado a JxCat renunciar al PSC argumentando que, para seguir aspirando a la independencia de Catalunya, lo más conveniente es que el "máximo" número de instituciones en Catalunya estén dirigidas por un independentista y no por miembros del partido de Miquel Iceta.


"Por la estrategia a favor de la independencia necesitamos que el máximo de instituciones democráticas estén encabezadas por gente alineada a favor de la autodeterminación y de la independencia del país", ha sostenido el vicepresidente del Govern.


Aragonès ha precisado que esta oferta que ERC hace a JxCat podría pasar por una presidencia "repartida", es decir, que JxCat liderara la institución una parte de los cuatro años que dura un mandato, mientras que la otra sería para los republicanos.


"No nos levantaremos de la mesa -de negociación- hasta el último segundo antes de la votación" -prevista para el jueves-, ha concluido el vicepresidente del Govern, que ha recordado que ERC y JxCat ya gobiernan juntos en la Generalitat y también lo harán en las otras tres diputaciones provinciales.


GOBIERNOS MUNICIPALES


Además, Aragonès ha rechazado la propuesta que le ha formulado este lunes JxCat a ERC para explorar un acuerdo en la Diputación de Barcelona: revertir los pactos municipales que los dos partidos independentistas han suscrito con el PSC en medio centenar de ayuntamientos catalanes.


Para ERC las realidades municipales son muy complejas y lo que tiene sentido es centrarse exclusivamente en cómo se puede pactar la Diputación de Barcelona y no en hacer crisis de gobierno y "reventar" esta cincuentena de pactos municipales que ERC y JxCat tienen con el PSC.


COMPARECENCIA EXCEPCIONAL


Aragonès ha explicado que ha comparecido él este lunes ante los medios de forma "excepcional", ya que habitualmente lo hace la portavoz del partido, Marta Vilalta, y lo ha hecho arropado precisamente por los 16 diputados provinciales de ERC en Barcelona.


El vicepresidente ha querido mandar lo que ha calificado de "mensaje de calma": entiende que el pacto anunciado por el PSC y JxCat haya generado indignación entre el electorado soberanista, pero ha asegurado que hay tiempo para revertirlo.


No se ha querido pronunciar sobre qué pasará si JxCat no se replantea el pacto y se reafirma en el acuerdo con los socialistas catalanes, y ha concluido: "No diré nada ni haré nada que empeore la situación".


FALTAN APOYOS


Si ERC convenciera a JxCat para renunciar al pacto con el PSC tampoco estaría asegurada que la presidencia de la Diputación de Barcelona fuera para un independentista, ya que deberían sumar otros apoyos del plenario del ente provincial.


Aragonès ha asegurado que aspiran a sumar a este acuerdo con JxCat al diputado provincial de Tot per Terrassa y a los cinco de los comuns, con lo que entonces sí estaría asegurada la presidencia de la institución y PSC, PP y Cs no podrían frenarlo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH