martes, 22 de octubre de 2019

Trablisa intenta torpedear la huelga de los vigilantes del aeropuerto

|

Trablisa ha decidido contraatacar la huelga indefinida de los vigilantes de control del aeropuerto de El Prat. La empresa concesionaria considera que la convocatoria es "ilegal" y "abusiva", por eso ha presentado una demanda en los juzgados de lo Social de Barcelona y un conflicto colectivo ante la Generalitat.


Desde el punto de vista de la empresa, esta huelga contraviene el laudo dictado en 2017 por el Consejo de Ministros que prohibía a las partes adoptar medidas de conflicto relacionadas con el contenido del laudo.


Aeropuerto de Barcelona T1


La empresa considera que la huelga de los trabajadores es "desproporcionada" y pide al colectivo de vigilantes que den marcha atrás: "pedimos al comité de empresa que desconvoque la huelga con la mayor brevedad posible, retomando la vía negociadora y evitando así incertidumbre y perjuicios (...) a los propios trabajadores de Trablisa, a la economía y a la imagen de Barcelona como destino turístico".


MEDIACIÓN ENCALLADA


Dirección y vigilantes de seguridad del Aeropuerto de Barcelona El Prat - Josep Tarradellas están reunidos este viernes tratando de buscar un pacto que evite la huelga indefinida. En un receso de la reunión de mediación en la Conselleria de Trabajo de la Generalitat, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha asegurado que los representantes de los trabajadores han conseguido demostrar que la empresa "está mintiendo" sobre la ilegalidad de este paro.


Ha explicado que Trablisa llevará a los juzgados el proceso de conflicto colectivo, pero ha dicho que solo lo hacen con el objetivo de que "los trabajadores tengan miedo y no secunden la huelga".


Giménez ha considerado que queda demostrado que el paro es legal y ha mantenido que éste se iniciará el 9 de agosto, asegurando que preferirían que no se tuviera que realizar, pero que la empresa está "boicoteando cualquier posible solución con sus palabras no veraces".


LAS RECLAMACIONES DE LOS TRABAJADORES


Cerca de 500 trabajadores están llamados a secundar esta huelga a partir del próximo 9 de agosto. Los trabajadores de Trablisa --adjudicataria del servicio desde junio de 2018-- quieren que se les compense económicamente por la sobrecarga de trabajo y la falta de descansos en sus puestos de trabajo. Asimismo, plantean otras medidas como paridad laboral, cursos de formación o mayor rotación en los turnos.


El comité de empresa de Trablisa ya convocó una huelga en julio, que fue desconvocada por cuestiones legales, después de una reunión de mediación en la Conselleria de Trabajo, que acabó sin acuerdo.


En declaraciones a los medios, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha explicado que los trabajadores cobraban 765,42 euros brutos al mes en el momento de la licitación, lo que ha calificado de vergonzoso, y que la subida posterior del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha supuesto una pérdida de beneficio para la empresa.

relacionada Una nueva huelga de los vigilantes de seguridad amenaza con colapsar el aeropuerto del Prat
relacionada Los vigilantes de El Prat convocan paros durante el Mobile World Congress

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH