jueves, 21 de noviembre de 2019

El Girona ultima sus preparativos para lograr el reto: volver a Primera División

|

El Girona, tras dos temporadas en Primera División, volverá a empezar una campaña en la categoría de plata tras un año para olvidar, ya que una mala racha en la segunda vuelta condenó al entonces equipo de Eusebio a bajar de categoría y a perder la plaza de una forma muy dolorosa, sin ganar prácticamente en su estadio en todo el curso. 


Girona 2019



Tras el descenso, la plantilla, que había dejado muy buenas sensaciones pese a los malos resultados, tenía todos los números de desmantelarse y dejar al cuadro gerundense desnudo y con un proyecto que construir en menos de dos meses. 


LAS SALIDAS, DOLOROSAS PERO PODRÍA HABER SIDO MUCHO PEOR


Aunque el aficionado del Girona habría preferido que Pere Pons, Bernardo o Portu lucieran la elástica a rallas del equipo, el verano en la Costa Brava ha sido positivo en cuanto a salidas. Y a falta de pocos días para que se inicie la competición, donde jugadores como Granell, Bonou o Muniesa podrían abandonar la parroquia del Girona, la base del año pasado sigue manteniéndose. 


Las salidas destacadas han sido la de Pere Pons al Alavés, Pedro Porro al Manchester City -cedido al Valladolid-, Bernardo al Espanyol y Portu a la Real Sociedad. De este modo, el mejor fichaje para el equipo de Unzué ha sido Stuani, que finalmente ha aceptado quedarse en Segunda División pese a las ofertas que tenía de jugar en ligas más mediáticas. 


Por otro lado, en el capítulo de las llegadas el Girona ha realizado un mercado impecable, a falta de concretar dos o tres incorporaciones más antes del 31 de agosto. 


LOS FICHAJES 


El director deportivo del Girona, Quique Cárcel, está dando alegrías a los aficionados con las incorporaciones realizadas hasta el momento. Jairo, del Cádiz, y Juan Carlos, del Lugo, fueron las dos primeras incorporaciones del cuadro catalán.


El fichaje más ilusionante fue Maffeo, el lateral que ha militado esta última temporada en el Stuttgart alemán. El carrilero, de nivel suficiente para recalar en un equipo de Primera, decidió volver a su casa, al equipo donde triunfo, para intentar volver a la élite.


Otras incorporaciones que gustan son las de Marc Gual y la de Diamanka, dos futbolistas que brillaron la pasada temporada en Segunda División y que refuerzan un Girona que aspira a todo. 


Por último, llegaron al equipo gerundense Samu Saiz e Ignasi Miquel, dos jugadores que militaron en el Getafe el curso anterior y que tienen experiencia en Primera División. También de la máxima categoría ha llegado Gerard Gumbau, ex del FC Barcelona, procedente del Leganés.


El club, a día de hoy, maneja la incorporación de uno o dos centrales más. Con estos perfiles, la secretaría técnica del Girona daría por finalizado el mercado. 


De este modo, el Girona se dispone a debutar este fin de semana, en Montilivi, ante el Sporting de Gijón, ante su afición, en un encuentro en el que empezar con victoria sería un buen síntoma de que las cosas se han hecho bien este verano y afición y jugadores empezarían a recorrer el largo camino de 42 semanas para subir, otra vez, a Primera División.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH