miércoles, 20 de noviembre de 2019

Sentencia, Torra y las manifestaciones

Carmen P. Flores

Declaraciu00f3n Institucional del Govern tras la sentencia del Procu00e9s


Como estaba previsto -con filtración de sentencia el domingo- el Supremo ha hecho pública su decisión, con las penas que ya todos conocen. La filtración de algunos datos de la misma puso ya en alerta a las instituciones y movimientos sociales, entre ellos al presidente de la Generalitat, que pedía salir a las calles pacíficamente para protestar. Su ‘proclama’ es considerada como una actitud irresponsable de un gobernante. ¿Quién controla que los manifestantes sean pacíficos? Tal y como se han calentado los ánimos nadie puede asegurar que eso sea así.


Las sentencias, como demócratas, hay que acatarlas aunque no gusten. Si no se está de acuerdo con la misma, hay vías para recurrirla hasta llegar al final de todos los recursos. Decir que no es justa porque no han sido absueltos los juzgados es pensar que la justicia es como ir a un restaurante y pedir a la carta el menú que a uno no le apetece en ese momento. Nada más lejos, es algo más serio, hay que respetarlo.


Cuando aún no se ha leído con detenimiento la sentencia -que deja varias puertas abiertas- la incompetencia hace que se aproveche la coyuntura para seguir manipulando a unos ciudadanos que se han creído desde el primer día el relato que sabían de antemano que no era posible.


Las competencias de prisiones que están transferidas a la Generalitat tienen en estos momentos en sus manos la decisión de definir qué régimen de los existentes van a aplicar a los líderes independentistas, sin olvidar el papel tan importante que van a jugar las Juntas de Tratamiento


Lo que está bastante claro -al menos en estos tiempos electorales- es que no habrá indulto, pero como es más que evidente, los beneficios penitenciarios van a ser importantes. Es cuestión de tiempo, poco.


Ya han salido las distintas formaciones independentistas a pronunciarse sobre la sentencia, con su discurso de siempre: sentencia injusta, falta de libertad, democracia y opresión del Estado y la justicia y también han llamado a la ciudadanía a salir a la calle como respuesta a la sentencia.


Como era de esperar y después de que el ‘seny’ del que siempre se había hecho gala en Catalunya ha pasado a peor vida, la mecha ha sido encendida por los que han llevado a esta situación de división en la sociedad catalana: marcha de industrias, sanidad en situación más que preocupante. Quizás de lo que se trata es de cuanto peor, mejor para los réditos políticos traducidos en votos en plena campaña electoral.


Esperemos que todas estas manifestaciones que se vienen convocando hace días no tenga consecuencias que todos podamos llegar a lamentar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH