miércoles, 20 de noviembre de 2019

​¿Dónde están los derechos de los que no quieren hacer huelga?

Carmen P. Flores


Para este viernes está previsto una huelga "general" convocada por los sindicatos independentistas -subvencionados por el gobierno de Quim Torra- que no son mayoritarios. Es una huelga de "país", afirman los convocantes ¿De qué país se está hablando? Lo que sí está claro, clarísimo, es que es una huelga política.


Marchas por la libertad



¿Tendrá incidencia esta huelga política? Seguro que sí, no por convicción, sino sencillamente porque van a bloquear las infraestructuras, y así a los trabajadores no les va a quedar más remedio que quedarse en casa. Los que puedan hacerlo, realizarán sus actividades desde casa, con tranquilidad. Hay empresas que por miedo a incidencias han comunicado a sus empleados que no acudan a sus puestos de trabajo. Otras, las que puedan, que se trabaje desde casa. Es la manera de prevenir males mayores. Decía el filosofo Parménides que "la guerra es el arte de destruir a los hombres, la política es el arte de engañarlos".


Lo dice cada vez que puede el presidente de la Generalitat, Quim Torra, es que "nosotros defenderemos el derecho a manifestarse y el derecho a la huelga”, mientras el resto de ciudadanos se indigna. ¿Quién defiende el derecho a acudir a trabajar, a circular libremente por las calles y carreteras que cada día cortan los pacíficos ciudadanos? Desde luego, el gobierno catalán no, ni los partidos políticos que no reivindica los derechos del resto de ciudadanos que se ven pisoteados. Solo la rabia y el cabreo les queda a los desprotegidos del gobierno en este país, donde la minoría campa a sus anchas y la mayoría tiene que tragarse, democráticamente, la situación sin la protección de los gobernantes a los que han elegido en las urnas.


Cuando haya pasado la jornada, se hablará del gran éxito que ha tenido la convocatoria, se adjudicarán la victoria, seguirán hablando de libertad, derechos, democracia, la de ellos, mientras que se pisotea la del resto de la ciudadanía que son la mayoría. Se olvida fácilmente de que la libertad y los derechos de unos terminan donde empieza los de los otros.


Triste triunfo la convocatoria de huelga "general" cuando se amordaza el derecho a decidir lo que quiere hacer al resto de la ciudadanía. ¿Alguien se cree que el paro ha sido por convicción? El paro para la mayoría ha sido por imposición, por miedo. Cuando el miedo se impone, algo no funciona bien en la sociedad. Cuando los gobernantes no protegen por igual a todos los ciudadanos/as, es un mal síntoma, se está entrado en un terreno muy peligroso, decepcionante, humillante.


Las cosas se deben hacer por convicción, no por imposición, sino eso representa volver a tiempos pasados que una mayoría quieren olvidar.


Decía Plutarco que "los cazadores atrapan a las liebres con los perros; muchos hombres atrapan a los ignorantes con la adulación".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH