sábado, 24 de octubre de 2020

El Brexit ya está aquí: ¿Qué significa esto para los españoles?

|

Brexit again 1


Tras la victoria del conservador Boris Johnson en las elecciones británicas del 12 de diciembre, el Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recalcó su apuesta por "un Brexit ordenado que garantice los derechos y libertades de la ciudadanía y dé certeza a los sectores económicos" y una "relación futura lo más estrecha posible entre la UE y el Reino Unido".


El resultado electoral produjo satisfacción porque da certidumbre y hace prever, por fin, un Brexit ordenado. Ahora, a la espera de conocer los primeros pasos del nuevo Gobierno británico, todo apunta a una ratificación fácil del acuerdo de retirada negociado por el propio Johnson, conjurando el riesgo de que el proceso se eternice. Así lo han visto todos los socios europeos.


TODO IGUAL HASTA FINALES DE 2020, COMO MÍNIMO


El 17 de octubre los equipos de negociación de la Comisión Europea y del Reino Unido celebraron un acuerdo de salida que fue aprobado por el Consejo Europeo el mismo día, pero que nunca fue examinado por el Parlamento británico debido a diversos obstáculos planteados por la oposición. 


Pero después de estas elecciones, el Brexit es ahora una decisión "irrefutable e indiscutible", dijo Johnson en su discurso de victoria tras los comicios. Y parece que este acuerdo, con algunos ajustes, será finalmente aprobado.


El Reino Unido dejará de ser miembro de la Unión Europea el Día de Brexit -lo que puede ocurrir ya el 31 de enero-, pero los derechos y deberes de los españoles (y de otros ciudadanos europeos) en el Reino Unido seguirán siendo los mismos durante el período de transición.


Esto incluso si el Reino Unido abandonara la Unión Europea sin un acuerdo (no deal), al menos hasta el 31 de diciembre de 2020 no habría diferencias importantes para los ciudadanos de a pie.

El acuerdo de salida no sólo protege a todos los ciudadanos europeos que residen legalmente en el Reino Unido y a los ciudadanos británicos que residen en un país de la UE, sino también a los "trabajadores transfronterizos". También se negociarán condiciones especiales de entrada y estancia con fines de investigación, estudio, prácticas e intercambios juveniles.


Para ser considerados "residentes legales" en un país, los ciudadanos deben haber adquirido ya el derecho de residencia permanente o, si no han vivido allí durante cinco años, un permiso de residencia provisional. Aunque no está actualizada porque se elaboró en noviembre de 2018, la lista de preguntas y respuestas elaborada por la Comisión Europea puede ser de ayuda.


Para ser considerados "residentes legales" en un país, los ciudadanos deben haber adquirido ya el derecho de residencia permanente o, si no han vivido allí durante cinco años, un permiso de residencia provisional. Aunque no está actualizada porque se elaboró en noviembre de 2018, la lista de preguntas y respuestas elaborada por la Comisión Europea puede ser de ayuda.


Brexit 10 1


¿QUÉ DEBEN HACER LOS ESPAÑOLES QUE YA ESTÁN EN EL REINO UNIDO?


La primera recomendación a todos los españoles que viven en el Reino Unido es que hagan su alta consular. También es importante que tengan sus documentos válidos (tarjeta de ciudadanía y pasaporte). "Guarde toda la documentación relativa a su residencia en este país y consulte con la Seguridad Social (DWP) y con la Agencia Tributaria (HMRC) si sus datos personales están actualizados", aconsejan fuentes de los consulados españoles en Londres y Edimburgo.


El gobierno español estima que unos 180.000 españoles viven en el Reino Unido. De éstos, alrededor de dos tercio ya han solicitado (y la mayoría de ellos han obtenido) el estatuto de residente. Esto es obligatorio después del Brexit, ya que garantiza el acceso al mercado laboral, a servicios públicos como la educación, la sanidad y los servicios sociales una vez finalizado el derecho a la libre circulación de personas garantizado por la UE.


La condición de residente permanente (settled status) se concede a los que han estado viviendo en el Reino Unido durante cinco años consecutivos, mientras que los que han estado en el país menos de cinco años tendrán un status provisional (pre-settled status) hasta que hayan completado el tiempo necesario.


En el caso de la retirada de la Unión Europea, las solicitudes al Settlement Scheme pueden presentarse hasta el 31 de diciembre de 2020, mientras que en el caso de la retirada con acuerdo, la solicitud puede presentarse hasta el 30 de junio de 2021.


"Somos claros: los ciudadanos de la UE son nuestros amigos y vecinos y queremos que se queden en el Reino Unido", dijo el Secretario de Estado de Seguridad, Brandon Lewis, en septiembre.


La Secretaría de Estado para la Unión Europea de España del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación niega que pueda haber cambios en el Brexit derivados de la victoria del conservador Boris Johnson en las elecciones en el Reino Unido. “El acuerdo es el que es”, ha manifestado el secretario de Estado para la Unión Europea, Marco Aguiriano, y ha añadido que no hay “inquietud”, ni “indicio” de que la victoria por mayoría absoluta de Johnson abra la puerta a cambios en el Brexit.


“Que se tranquilicen todos los ciudadanos, las condiciones de vida, trabajo y acceso a la sanidad, seguridad social o educación serán las mismas. Eso es un acuerdo consolidado, siempre que haya una retirada ordenada, que es lo que va a haber”, ha subrayado Aguiriano en declaraciones a RNE.


La salida de Reino Unido de la UE obliga a destinar más recursos para los españoles en el Reino Unido. Además de reabrir el consulado de Mánchester, Exteriores ha implementado una ventanilla única con atención especializada a los residentes.


Brexitbanderas


¿Y LOS BRITÁNICOS QUE VIVEN EN ESPAÑA?


Alrededor de 300.000 ciudadanos británicos están registrados en Portugal. En su página web oficial, el gobierno británico aconseja a los británicos residentes en España que tomen algunas medidas:


- Comprobar la validez de su pasaporte.


- Si quieren permanecer aquí más de tres meses, deben registrarse como residentes. Esto debería hacerse en el consejo local y les dará acceso a los servicios de salud y a las escuelas públicas, así como a la seguridad social. Además de una tarjeta de identificación, tendrá que presentar pruebas de que tiene un trabajo o de que dispone de los medios económicos necesarios para garantizar el mantenimiento de su familia.


- Después de cinco años de residencia, puede solicitar un visado de residencia permanente. Aquellos que ya tienen esta tarjeta pueden tener que reemplazarla después del Brexit.


- Aunque tenga seguro médico, debe inscribirse en el centro de salud de su zona de residencia y estar en posesión de una tarjeta del Servicio Nacional de Salud. Se garantiza la asistencia a todos aquellos que están registrados como residentes en el país, incluso después del Brexit.


- También deben sustituir el permiso de conducir británico por un permiso de conducir español.


- Si vienen a estudiar a España, deberían, como han hecho hasta ahora, solicitar el reconocimiento de las cualificaciones obtenidas en el Reino Unido.


¿CÓMO VIAJAR DESDE Y HACIA EL REINO UNIDO?


Después del Brexit, las normas para entrar y salir del Reino Unido seguirán vigentes hasta finales de 2020. En otras palabras, para estancias cortas, la tarjeta ciudadana seguirá siendo suficiente.

Después de eso, necesitará tener un pasaporte válido pero no necesitará una visa para viajes cortos (hasta 90 días dentro de un período de seis meses). Esta medida tiene por objeto facilitar los viajes turísticos y de negocios, a fin de no socavar las relaciones ya establecidas entre el Reino y los países de Schengen.


España recibió en 2018 18.502.722 turistas británicos.


RELACIONES COMERCIALES Y EMPRESAS


Un punto importante del acuerdo de salida negociado en octubre es que prevé que Irlanda del Norte permanezca en el territorio aduanero del Reino Unido, beneficiándose de la futura política comercial del Reino Unido, pero sigue siendo un punto de entrada en el mercado único. 


La isla seguirá ajustándose a un conjunto limitado de normas de la UE (por ejemplo, el IVA sobre las mercancías), lo que significa que las mercancías se controlarán a la entrada de la isla, pero no habrá frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Habrá un comité que decidirá qué productos se consideran susceptibles de entrar en el mercado común europeo a través de la República de Irlanda y cuáles, por lo tanto, tendrán que pagar un derecho de aduana comunitario.


En cuanto a las relaciones comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea, existe la intención explícita de establecer una "asociación ambiciosa, amplia, profunda y flexible a través de la cooperación comercial y económica con un acuerdo de libre comercio equilibrado y esencialmente global". El acuerdo establece algunas normas sobre la necesidad de controles fronterizos del origen de las mercancías, pero garantiza que "cuando las partes lo consideren de interés mutuo durante las negociaciones, la futura relación podrá abarcar otros ámbitos de cooperación además de los descritos en la presente declaración política".


Hasta el 31 de diciembre de 2020, la situación de las empresas e instituciones financieras que tienen su sede en el Reino Unido pero que operan en España Se mantendrán inalteradas. Y viceversa.


Del mismo modo, se garantizan los derechos de los trabajadores españoles que se encuentran en el Reino Unido en términos de descuentos y prestaciones de seguridad social.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH