La Fiscalía da a entender que rebajará a sedición la acusación contra Trapero

|

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel u00c1ngel Carballo


La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha anunciado este lunes 20 de enero que mantendrá hasta el final del juicio la acusación por el delito de rebelión contra el mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero por el proceso independentista en Catalunya.


Así lo ha comunicado el fiscal Miguel Ángel Carballo en la primera sesión del juicio, que ha comenzado a las 10.30 horas y que en primer lugar se ha centrado a la exposición de cuestiones previas, trámite por el que las defensas plantean las posibles nulidades de la causa.


"La Fiscalía es consciente de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo y en el momento oportuno se considerará la conveniencia de cambiar la tipificación, pero este no es el momento procesal oportuno. No es legalmente precedente", ha dicho Carballo en respuesta a las cuestiones previas planteada por las defensas.


El Ministerio Público --que este lunes ha estado representada en el juicio por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, y los fiscales del Caso, Carballo y Pedro Rubira-- ya informó el pasado mes de diciembre que el momento procesal oportuno para dar a conocer su acusación es el inicio de la vista oral y no antes. Así contestaba a la abogada de Trapero, Olga Tubau, que registró un escrito en noviembre instando al fiscal a pronunciarse ya para poder preparar su defensa.


Esto no elimina la posibilidad de que al final del juicio, y con todas las pruebas practicadas, el fiscal decida modificar su acusación y cambiarla al delito de sedición, siguiendo así el criterio establecido por el Tribunal Supremo en su sentencia por el 'procés' independentista en Catalunya, que condenó a nueve de los 12 acusados por este delito.


El exmayor de los Mossos du2019Esquadra, Josep Lluu00eds Trapero, durante la primera jornada del juicio (2)


Trapero y otros dos procesados, el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig y el exdirector de los Mossos Pere Soler, se enfrentan a 11 años de cárcel por el delito de rebelión; mientras que para la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, se piden, desde el inicio, cuatro años de prisión por el delito de sedición.


NO ES UNA CAUSA CONTRA LA INSTITUCIÓN DE LOS MOSSOS


El fiscal Pedro Rubira ha querido dejar claro durante su intervención en este trámite inicial de cuestiones previas, antes de las declaraciones de los acusados, que esta no es una causa contra el cuerpo de los Mossos, sino que lo que se va a dirimir en este juicio es la "responsabilidad que tienen" Trapero, Laplana, Puig y Soler en los acontecimientos de otoño de 2017.


De hecho, ha enmarcado estos hechos en la "desobediencia" en la que, según ha afirmado, han incurrido distintos gobiernos de Catalunya, tal y como ya ha sentenciado el Tribunal Supremo, no sólo en la sentencia del pasado 14 de octubre sobre el 'procés', sino en la de la consulta del 9 de noviembre de 2014.


Así, Rubira ha remarcado que "se podrá decir todo lo que se quiera sobre el Poder Judicial", pero que "cuando se incumplen las normas", éste responde, bien sea en este juicio que hoy comienza en la Audiencia Nacional, el que se celebró la primavera pasada en el Supremo "o cuando se juzgaron los GAL".


En este punto, también ha enumerado diferentes procedimientos abiertos en distintos juzgados de Cataluña por la actuación de agentes de los Mossos durante la jornada del referéndum independentista del 1-O.


Por su parte, la defensa de la intendente Teresa Laplana, ejercida por Olga Tubau, ha solicitado al tribunal la dispensa de su cliente una vez declare como acusada y hasta el momento en el que las partes presenten sus conclusiones definitivas y, después, pueda ejercer al derecho de turno de última palabra.


Según ha explicado la abogada, que ha aportado varios informes médicos, Laplana "sufre un estrés post-traumático" desde "septiembre u octubre de 2017", cuando ocurrieron los hechos por los que hoy se sienta en el banquillo.


Por otro lado, Tubau, quien también representa al mayor de los Mossos, ha pedido que una vez que declaren los acusados, tanto él como Laplana, si finalmente no le conceden la dispensa, puedan sentarse "de forma que pudiera tener con ellos inmediata comunicación".


Sobre estas dos cuestiones, el fiscal Carballo no se ha manifestado en contra, pues ha dejado "a juicio de la Sala" su resolución, ya que sobre ambas situaciones "existen precedentes". Así, sobre el hecho de que los acusados puedan sentarse cerca de su abogada, el representante del Ministerio Público ha recordado que el Tribunal Supremo ya lo permitió en el juicio contra los líderes independentistas, donde en casi todas las sesiones muchos de ellos, como el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, presenciaron la vista justo detrás de su defensa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH