miércoles, 19 de febrero de 2020

Trapero tacha de "barbaridad" la vía unilateral

|

El exmayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, durante la primera jornada del juicio (2)


El mayor de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero ha defendido este lunes 20 de enero ante el tribunal que le juzga por rebelión en el proceso independentista catalán que la policía autonómica no contaba con los efectivos suficientes para contener las concentraciones que se produjeron el 20 de septiembre de 2017 en protesta por los registros judiciales que se sucedieron en diferentes lugares de Catalunya.


Después de que el fiscal Miguel Ángel Carballo enumerara las comunicaciones oficiales que mantuvieron la Guardia Civil y los Mossos ese día, en la que la primera solicitaba apoyo en los registros y los segundos contestaban que tomaban nota, Trapero ha explicado que las entradas ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona no estaban planificadas, de modo que el cuerpo que dirigía no pudo planificar su despliegue.

"¿De dónde sacamos los efectivos? Si hubiese sido algo planificado... La Guardia Civil no sólo nos pedía el cordón en la Consejería de Economía, sino en otros escenarios. No podíamos hacer cinco cordones de seguridad de 40 metros con los efectivos de orden público de los que disponíamos", ha remarcado el mayor.

En los lugares donde se intentó hacer el cordón, ha añadido, "la gente se puso delante y ya hubo los primeros incidentes". "En una concentración de miles de personas eso nos puede crear problemas serios y eso hay que valorarlo, señoría. Pero seguro que nos hubiese encantado poder hacerlo", ha señalado.

Ante la insistencia del fiscal sobre los requerimientos que formuló la Guardia Civil a los Mossos, Trapero ha subrayado que durante ese día los mandos de la policía autonómica desplegados en los lugares de los registros y el comisario Ferran López mantuvieron contacto con los responsables del Instituto Armado y que esa incapacidad de actuar se transmitió "en persona".

"Si fuese una actitud de no querer hacer, el coronel de la Guardia Civil en Barcelona no habría aguantado esa comunicación. Se le explicaba el por qué algunas cosas no se podían hacer. Eso no quiere decir que ni él ni nosotros estuviésemos satisfechos", ha apuntado.





PROTOCOLO CON "BUENOS RESULTADOS"


Sobre sus llamadas con el entonces presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez --condenado a 9 años de cárcel por sedición--, Trapero ha incidido en la versión que ya prestó durante su comparecencia como testigo en el juicio del Tribunal Supremo el pasado marzo. Según ha manifestado, es común en el protocolo de Mossos establecer contacto con los líderes de las manifestaciones y concentraciones y en ese marco ha situado sus comunicaciones.

"No es nada extraño en el modelo de orden público de los Mossos d'Esquadra desde el año 2013, porque apostamos por un modelo en el que prima la mediación. Es un trabajo habitual de Mossos y creo que ha tenido resultados muy buenos", ha concretado.

Ha dicho además que desconocía entonces los 'tuits' que Sànchez fue publicando a lo largo de la mañana del 20 de septiembre llamando a la concentración ante la sede de la Consejería de Economía, donde se estaba produciendo el registro principal. En cualquier caso, ha matizado que los Mossos no valoran las declaraciones de nadie.

Trapero ha querido dejar claro que los Mossos d'Esquadra en ningún momento otorgaron a Sánchez el rango de "mediador" ni ningún otro "título". Es más, en otro momento de la declaración ha destacado que el expresidente de la ANC "no impuso ninguna condición" en ningún momento del día, pues "no es nadie para imponer condiciones".


EL PROCESO CONSTITUYENTE, UNA "BARBARIDAD"


El mayor Trapero ha asegurado que nunca conoció el proyecto independentista del Gobierno presidido por Carles Puigdemont y ha llegado a calificar de "barbaridad" las conclusiones de la comisión del proceso constituyente que se creó en el Parlament en el año 2016.


Así lo ha afirmado Trapero en respuesta a las preguntas que le ha dirigido el fiscal Miguel Ángel Carballo durante el juicio en la Audiencia Nacional, que se ha retomado poco antes de las 16.00 horas tras el descanso para comer. En este bloque, el interrogatorio del representante del Ministerio Público se ha referido a documentos y actuaciones que los partidos políticos impulsaron los meses anteriores al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.


"¿Conoció el proyecto independentista o alguien solicitó su implicación?", ha querido saber Carballo, a lo que el mayor ha respondido: "Ni lo conocí ni se me expuso, ni se me consultó ni conozco a alguien a quien se le hubiera expuesto algo similar".


Sobre la creación de la comisión sobre el proceso constituyente, Trapero ha subrayado que le pareció una "barbaridad más de las muchas que se estaban haciendo" en aquellos años y que suponía que la justicia las "iría anulando", al tiempo que si se cometía algún delito, se imputaría a las personas responsables.


El fiscal también ha preguntado al exjefe de los Mossos por el Libro Blanco o el documento Enfocats, las supuestas hojas de ruta hacia la independencia, sobre los cuales ha señalado que la primera vez que oyó hablar de ellos fue cuando fue imputado.


"SE LES IBA LA VIDA AL DEFENDER LAS URNAS"


El mayor de los Mossos d'Esquadra ha admitido que la actitud de los ciudadanos que se encontraron los agentes en los colegios durante el referéndum del 1 de octubre de 2017 fue "difícil de entender y de prever": "Ver cómo la gente defendía las urnas de esa manera era poco imaginable, se les iba la vida".


Según Trapero, "negarse de esa manera a la orden de la autoridad" y que "con un carácter tan general la gente desobedeciese" le sorprendió y los mandos de Mossos no se lo podían creer. "Ni nosotros ni nadie", ha apuntado en respuesta a las preguntas que le ha formulado el fiscal Miguel Ángel Carballo .


El mayor ha explicado que lo que esperaban encontrar el 1-O era una "resistencia pasiva" por parte de los ciudadanos y que en algunos focos -"cuarenta y pico" zonas de toda Catalunya- podía haber determinados grupos que podían causar problemas de orden público, si bien ha dejado claro que esta no era la situación general que preveían los mandos de la policía autonómica.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH