CEOE y sindicatos abordan con el Gobierno la flexibilización de los ERTEs para afrontar el coronavirus

|

Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT han acordado este jueves medidas extraordinarias para responder al impacto del coronavirus en empresas y trabajadores y las han plasmado en un documento enviado al Gobierno, con el que abordarán en los próximos días la flexibilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs).


Así lo han anunciado los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, en distintas comparecencias posteriores a la reunión telemática entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, varios vicepresidentes y ministros con los agentes sociales ante la crisis del coronavirus.


Ambas partes entienden que las posibles situaciones y contingencias derivadas de esta pandemia no cuentan con una respuesta suficiente en la actual normativa laboral y de Seguridad Social. No obstante, las partes han señalado que se han emplazado a abordar esta situación durante los próximos días. En cambio, no se han destacado nuevas medidas para hacer frente al impacto económico del virus, tal y como había anunciado Sánchez durante el Consejo de Ministros extraordinario.


El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado que "hoy por hoy es una crisis temporal en el tiempo", por lo que ha indicado que hay que trabajar con decisiones "extraordinarias, transitorias y temporales" y adoptarlas en función de los acontecimientos, ya que "la situación no es la misma ahora que hace una semana".


Garamendi ha explicado que se ha alcanzado un acuerdo en el plano laboral relativo a los ERTEs con el fin de que "trabajadores y empresa realmente no sufran y puedan mantenerse en el tiempo" una vez pase el Covid-19. Concretamente, ha explicado que se va a trabajar para agilizar los trámites de los ERTEs y la posibilidad de que se puedan acometer con efecto retroactivo, pero ha insistido en que se tendrá que acometer de forma gradual, a medida que aumente el problema.


En la patronal entienden que hay un compromiso del Gobierno para flexibilizar los ERTEs, ya que "hay que hacer un cuerpo legal que palabra a palabra explique el fondo del asunto", algo que "no se hace en una hora". "Todas las intervenciones de los ministros han sido de apoyo al diálogo bipartito y al planteamiento conjunto. Entendemos que harán suyas las propuestas de ese diálogo", ha enfatizado por su parte Cuerva.


Firma del acuerdo de subida del SMI


También han indicado que el fondo extraordinario para atender los posibles ERTEs y las bajas laborales por accidente trabajo derivadas de los aislamientos por el coronavirus tendrá que "acompasarse al tiempo que dure el problema", si bien han recordado que el BCE y los instrumentos de la UE deberán actuar de forma coordinada en la prestación de fondos.


En este sentido, Garamendi ha opinado que el tipo de interés del BCE debería de ser el 0%, como sucedió en el año 2012 con la ayuda financiera de 100.000 millones. El acuerdo también recoge una mesa de seguimiento semanal con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.


En cualquier caso, Garamendi y Cuerva han pedido aplicar medidas de forma "real y eficiente". "Queremos máxima agilidad, celeridad y urgencia", ha apostillado Cueva, quien ha precisado que los empresarios pedirán "flexibilidad en las plantillas".


TELETRABAJO, RELAJACIÓN DEL DÉFICIT Y NO SUBIR IMPUESTOS


De igual forma, Garamendi ha defendido que las empresas siguen las recomendaciones de Sanidad "estrictamente", como potenciar el teletrabajo, si bien ha precisado que "no en todas las empresas se puede hacer".


A su vez, ha pedido que no se aprueben las subidas de impuestos previstas y que haya una relajación de los objetivos de déficit para afrontar la crisis, "no para otras cosas", al tiempo que ha pedido solucionar el problema de la morosidad, ya que el primer paquete puso en circulación 33.000 millones pendientes a los proveedores.


"Los empresarios, grandes, medianos, pequeños y los autónomos estamos tratando el asunto con unidad de acción y sentido de responsabilidad con el Gobierno y los partidos, con la sociedad", ha concluido.


LOS SINDICATOS PIDEN MEDIDAS PARA EVITAR IMPACTO EN TRABAJADORES


Del lado sindical, Sordo (CC.OO.) ha afirmado que el Gobierno está en disposición de negociar y hablar tanto de los ERTEs de forma "inmediata", aunque no se ha cerrado fecha.


Sordo también ha señalado que el control sobre las causas de los ERTEs debe ser necesario, porque "no se puede abrir un portón para que se acaben tomando medidas que no corresponden a los motivos de la crisis sanitaria". "Agilidad, sí, pero también con garantías e intervención sindical para evitar que esto se vaya por donde no se tiene que ir", ha remarcado.


El impacto económico de las medidas planteadas por los agentes sociales dependerá de cómo evoluciona la crisis sanitaria, ha precisado Sordo, quien también ha afirmado que Sánchez ha puesto encima de la mesa la "absoluta prioridad" de reformar los servicios sanitarios.


Por su parte, Álvarez (UGT) cree que se debería haber abordado ya la regulación de los ERTEs, y sino en días, porque se están produciendo expedientes y los sistemas tradicionales no están pensados para una situación de emergencia. De hecho, cree que se debería aprobar en el Consejo de Ministros del próximo martes.


Además, ha aclarado que no hay un momento incontrolado de ERTEs y que la propuesta de flexibilizarlos tiene "absolutas garantías", porque tiene que pasar por el control sindical y "no se va a dar autorización a ninguno que no esté plenamente justificado e inmerso en las empresas afectadas por esta crisis de carácter sanitario".


Tanto Sordo como Álvarez han coincidido en que el Gobierno debe tomar medidas destinadas a la clase trabajadora de España para esquivar la paralización de la actividad económica. Según Sordo, enfrentarse a la crisis provocada por el coronavirus no va de bajar impuestos, como se hizo en la crisis financiera, sino de "movilizar recursos para contrarrestar el impacto de la crisis".


Por su parte, Álvarez ha afirmado que esta es "la segunda gran crisis tras la financiera" como consecuencia de la globalización y ha pedido que no se mire hacia otro lado y ha instado a la Comisión Europea a que dé una respuesta colectiva y genera un fondo para hacer frente a las necesidades.


Preguntados sobre por qué no se ha aprobado en el Consejo de Ministros de hoy la prestación extraordinaria para padres que anunció ayer el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, Sordo ha afirmado que hay voluntad de abordarlo y que esta es una medida que tiene mucho impacto económico y que se quiere cuantificar económicamente y ponerla en relación con el gasto de la política sanitaria.


CUARTO MESAS DE DIÁLOGO PERMANENTES


Sobre el otro motivo por el que se ha celebrado esta reunión, que era impulsar el diálogo social, y que estaba agendado desde hace semanas, los agentes sociales han anunciado que se han creado cuatro mesas permanentes y una temporal.


La temporal será para abordar la situación provocada por el coronavirus, mientras que en las otras cuatro se debatirá de la reforma laboral, regulación laboral, igualdad en el mundo del trabajo y salud laboral, de la formación profesional y su reforma profunda, de la Seguridad Social, pensiones y protección social y, por último, en otra de ellas se hablará de políticas sectoriales, industriales y de transición.


La idea es establecer un marco de concreción permanente donde se aborden todas las materias trascendentes de estas cuestiones. "El diálogo social no son tertulias, sino que trata de tener una agenda y un plazo para resolver situaciones y para que haya respuestas que se traduzcan en leyes que mejoren la vida de la gente", ha dejado claro Sordo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH