​Preocupación en el seno del Gobierno por las tensiones entre Iglesias y Robles

|

Las disputas internas en el seno del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, visibilizadas sobre todo por los desencuentros públicos entre el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Defensa, Margarita Robles, han ido laminando poco a poco las relaciones entre ambos partidos en el Consejo de Ministros.


El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias


Los puntos de discordia que han protagonizado ambos han puesto de manifiesto las diferentes concepciones que se tienen en el seno del Ejecutivo sobre el tratamiento que debe darse a importantes asunto de Estado.


La diferencia respecto al estatus de la Guardia Civil ha sido el último caballo de batalla que ha enfrentado a los dos políticos. Tras lo sucedido con los polémicos informes sobre el 8M elaborados por el instituto armado y la destitución de Pérez de los Cobos, Iglesias se ha mostrado públicamente partidario de desmilitarizarlo. Sin embargo, se ha encontrado con la respuesta rápida y contundente de la ministra del ramo, que aseguró, también en público, que eso "no está en discusión".


Esto se ha sumado a encontronazos anteriores, como las divergencias sobre el acuerdo firmado por Defensa pagar gastar 2.400 millones de euros en la compra de nuevos blindados para el Ejecito de Tierra, o la tensión generada por las guerra de declaraciones entre Iglesias y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso , respecto a lo sucedido en las residencias de ancianos, disputa en la que intervino Robles cuestionando la crispación generada desde ambas partes.


Todo esto ha servido para generar inquietud en el seno del Gobierno. Fuentes cercanas al Ejecutivo señalan que aunque Margarita Robles acostumbra a ir por libre en muchas de su actuaciones su proximidad a Pedro Sánchez la convierte en una figura clave su apoyo al presidente, aunque a veces no comparta las posturas del propio presidente.


Conscientes como son en el seno del Gobierno de que mientras el sector socialista representa el ala moderada y los representantes de Unidas Podemos el ala más radical, defienden que mantener el equilibrio entre las dos fuerzas será clave para lograr una legislatura larga y estable.


Por ello consideran vital evitar un choque de trenes y fuentes cercanas a La Moncloa defienden que lo más importante en estos momentos es minimizar la confrontación interna y centrarse en responder a los ataques de la oposición de manera conjunta y coordinada. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH