jueves, 26 de noviembre de 2020

Madí, Vendrell y Soler, tres listos muy listos

Carmen P. Flores

“Tocada de cojones, subnormal político profundo, trozo de carne, o un punto de desequilibrado” son entre otras linces, las frases que dos de los tres ideólogos “ejecutivos” del independentismo del negocio dedicaban a sus “amigos” políticos, según consta en las investigaciones realizadas por la Guardia Civil que obran en poder del juez Aguirre que instruye el caso. Los autores de estas frases tan ejemplarizantes son David Madí y Xavier Vendrell. El primero, hombre de Artur Más, pertenece a la burguesía catalana y el segundo exmiembro de Terra Lliure que llegó a ser conseller de la Generalitat por ERC. Los dos estuvieron un tiempo, aparentemente, alejados de la política y se dedicaron a la empresa privada: Madí estuvo en consejos de administración de grandes empresas y paralelamente con discreción tenía sus propios negocios. Vendrell, un personaje agrio no tuvo tanto éxito empresarial hasta hace unos pocos años.


El empresario David Madí llega a su despacho el miércoles para ser registrado junto a un guardia civil



Con el cambio ideológico de Artur Más al pasarse al independentismo-algunos dicen que fue Madí quien lo llevó a este terreno- Madí y Vendrell, en las trastiendas --pero manejando los hilos-- aprovecharon el entusiasmo popular que habían conseguido los partidos del arco “independentista” para sacar tajada económica del mismo. Las dos patas del banco incorporaron a un tercero para llevar la estrategia mediática y las relaciones “internaciones”, se trata del empresario de comunicación Oriol Soler, otro independentista por la pasta. Un trio de lo más variopinto y peligroso. “El poder está bien, y la estupidez es, por lo general, inofensiva. Pero el poder y la estupidez juntos son peligrosos” mencionaba el escritor estadounidense Patrick Rothfuss. 


Dicen que la política hace extraños compañeros de cama, está comprobado que es así. ¿Qué tienen en común Madí y Vendrell? Aparentemente nada: uno es fino y clasista, vive en la zona “noble” de la ciudad y se relaciona con gentes poderosas a las que no tiene acceso su compañero de “fechorías”, mientras que Vendrell vive en Sant Joan de Espí, es más bien brutote, sus teorías ideológicas no coinciden y sin embargo han sido capaces de entenderse. Está claro que es el dinero lo que los une, que no entienden de ideologías ni patrias, ni en este caso de ética.


Las conversaciones que figuran en manos del juez Aguirre, si son ciertas, que parece ser que sí, abren un nuevo capítulo en esta tragedia que vive Catalunya, donde unos cuantos “chorizos” sin escrúpulos, amparándose en el patriotismo, envolviendose en la bandera, y ocultos entre bambalinas han sido capaces de tomarles el pelo a miles de personas que se han creido los mensajes, las promesas y la hoja de ruta de Mas, Puigdemont, Junqueras y compañía. Mientras los tres elementos -algunos más, no nos engañemos- hacían sus buenos negocios entre amenazas, prepotencia y falta de vergüenza.


La pregunta que se hacen muchas personas es: ¿Para esto quieren la independencia de Catalunya? Es evidente que sí. Controlar las instituciones, los grupos sociales, la economía, la justicia y hasta el Barça es la mejor manera de convertir a Catalunya en su finca particular donde puedan campar a sus anchas. Que pena que la política tenga a estos elementos en sus filas. Así se dinamita la confianza en los políticos y en la democracia. Que algunos no vayan diciendo por ahí que esto es un ataque más al independentismo, donde hay buena gente que se lo cree, pero otros dejan mucho que desear. Los chorizos no dejan de ser chorizos, solo los diferencia la procedencia. Al final, como la escritora canaria Ibiza Melián decía, “el ser humano es un mero mortal con defectos y virtudes, y no adquiere entidad divina por el hecho de desempeñar un cargo público”, pero algunos están tan poseídos que hasta se lo creen. Madí, Vendrell y Soler, tres listos muy listos.  Que se lo hagan mirar ERC, JXC y hasta el PDeCAT. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH