​CaixaForum Barcelona reivindica la pereza en una exposición

|

El director de CaixaForum Barcelona, Lluís Noguera; la directora del Área de Exposiciones de la Fundación ”la Caixa”, Isabel Salgado, y los comisarios Beatriz Escudero y Francesco Giaveri han presentado en CaixaForum Barcelona la exposición Sooooo Lazy. Elogio del derroche, en el marco de la Convocatoria de comisariado. Nuevas miradas sobre la Colección ”la Caixa”, la tercera y última de un ciclo de tres exposiciones surgidas de la actual convocatoria de comisariado del Programa de Apoyo a la Creación Artística de la institución.

Caixa forum   exposicion pereza



Durante toda la temporada 2019-2020, la Sala 2 de CaixaForum Barcelona se ha consagrado a la exhibición de las tres propuestas seleccionadas en este programa, a cargo de comisarios emergentes, que llega, con esta, a su cuarta edición. El programa ofrece a jóvenes profesionales la oportunidad de liderar un comisariado a partir de las colecciones de ”la Caixa” y del MACBA, con la ayuda de profesionales de la entidad y tutores externos. Es también una oportunidad para que comisarios emergentes ofrezcan lecturas innovadoras sobre estos fondos de arte. La muestra Sooooo Lazy. Elogio del derroche cierra el ciclo actual del programa, que también incluyó las exposiciones En caída libre y Dónde estamos. Dónde podríamos estar.


Además, recientemente, la entidad ha reforzado esta iniciativa ampliando el apoyo a la creación contemporánea y ha desdoblado la convocatoria con otra línea de apoyo a la producción de obras de arte. Esta nueva convocatoria, de carácter bienal, se dirige a todos aquellos artistas interesados en producir una obra de arte. La ayuda se centra en facilitar los recursos necesarios para que la obra pueda hacerse realidad, con especial atención a los artistas menores de 30 años.

Con esta doble convocatoria, la Fundación ”la Caixa” da continuidad a su larga trayectoria de compromiso con nuevos talentos en el ámbito de la cultura en general, y de las artes visuales en particular.


La exposición propone una reivindicación de la pereza, del no hacer, como una forma de resistencia, pero también para contribuir al bien común. Lo hace a través de un viaje de la hiperactividad a la contemplación a través del arte, y de la mano de artistas como Agnes Martin, Ignasi Aballí, Francesc Abad, Sharon Lockhart, Samuel Labadie, Xavier Ribas, Albert Gil Cásedas y Misha Bies Golas, entre otros.


Se trata de una crítica irónica, y a la vez utópica, de la hiperactividad contemporánea, que no solo implica el mundo del trabajo y de la producción, sino incluso los espacios de la privacidad y el ocio. La reflexión que propone la exposición pone en cuestión la idea del trabajo como forma de subsistencia, así como que el crecimiento sea el único camino posible para avanzar. La exposición propone pensar la pereza bajo el prisma de la teoría económica y de los acontecimientos que hemos vivido en los últimos años, incluida la reciente experiencia de una pandemia que ha obligado a desacelerar por fuerza nuestro sistema.


Como alternativa, la exposición propone malbaratar de forma eficaz la enorme cantidad de tiempo y de recursos humanos disponibles, especialmente cuando está previsto que, en las próximas dos décadas, dejen de existir la mitad de los puestos de trabajo debido al proceso de automatización de las fuerzas productivas, y que millones de personas estén paradas durante largos periodos de tiempo. En contrapartida, la pereza, la vagancia, el no hacer y la inactividad tienen muy mala prensa. Así, la muestra defiende rescatar la pereza del menosprecio político y pone de manifiesto que, de hecho, esta constituye el fin y el sueño de cualquier ser humano. No obstante, es considerada un vicio capital.


En realidad, se trata de un debate que no es nuevo, y que han tratado muchos autores a lo largo de la historia. Paul Lafargue, el yerno de Karl Marx, escribió un breve panfleto con el título El derecho a la pereza. El artista Kazimir Malévich consideraba que "la pereza no es la madre de todos los vicios, sino la madre de la perfección". Marcel Duchamp también rechazaba el trabajo, y Georges Bataille apostaba por malgastar todo el excedente de tiempo sin contrapartida. Estos son algunos de los pensadores de los que se nutre la muestra, que también bebe del pensamiento de Bertrand Russell y Hannah Arendt, entre otros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH