Catalunya no aplicará el plan de Navidad del Gobierno sino el suyo propio

|

La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha avisado al Gobierno de que escuchará las propuestas que se hagan en el seno del consejo interterritorial de este miércoles pero que la Generalitat aplicará su propio plan de Navidad.


La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en el pleno del Parlament del 2 de diciembre de 2020




"Tenemos nuestro propio plan, y será el que aplicaremos", ha recalcado en su comparecencia en el pleno del Parlament para informar sobre la gestión de la segunda ola de la pandemia, asegurando que lo explicarán una vez lo apruebe el Procicat.


Pese a ser conscientes de que esta Navidad no podrá ser igual que otros años, ha justificado que hagan "unas mínimas excepciones para conectar con la necesidad emocional de estas fiestas".


Así, como ha avanzado el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, prevén flexibilizar el toque de queda nocturno en Nochebuena y Nochevieja para que comience a la 1.30 de la madrugada, en lugar de a las 22.00, y permitir reuniones de hasta 10 personas.


La también portavoz del Govern ha acusado al Gobierno de hacer pagar a los catalanes la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus: "Los ciudadanos del sur de Europa sufrimos dos virus: el virus de la Covid-19 y el virus de la nefasta gestión del Gobierno en relación a la protección social y económica de los ciudadanos del país".


Según Budó, el Gobierno no ha recurrido a todas las ayudas europeas para combatir la pandemia, como los fondos Mede, y no ha compensado a los autónomos y empresas afectadas por las restricciones que se han impuesto, y hasta ha subido la cuota a los primeros.


"INFRAFINANCIACIÓN"

"La situación generada por el Covid-19 destapa la infrafinanciación de la Generalitat. Pone ante el espejo al Gobierno, que hace pagar a las personas y empresas la crisis económica generada por esta crisis sanitaria", ha sostenido Budó, que cree que esto evidencia que la única oportunidad para el progreso y el bienestar de los catalanes es disponer de todas las herramientas y recursos de un estado propio.


Tras reivindicar el esfuerzo hecho por los ciudadanos, que ha permitido implementar un plan de reapertura de sectores afectados, ha advertido de que esto no significa que haya desparecido el riesgo.


Pese a haber empezado una flexibilización de las medidas, ha pedido responsabilidad a los catalanes porque "no se está en una fase de desescalada", y ha explicado que intenta gestionar esta segunda ola del virus teniendo en cuenta el binomio de salud y economía.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH