sábado, 27 de febrero de 2021

¡Ni en el último mes del año hay tranquilidad!

Carmen P. Flores

La inmensa mayoría de la gente siempre espera con ilusión las fiestas navideñas para celebrar con la familia, “allegados” y amigos estos días tan señalados en los que se pone fin a un año -en este caso nefasto- y se espera el nuevo con la esperanza de que sea algo mejor que el anterior. Otros piensan que el cambio de dígito significa sumar un año y algunos piensan que a partir de los 49 parece que los años pasan más rápidamente. No seamos pesimistas, cumplir años significa también que la vida te ha regalado uno más.


Pues en la recta final de estos 360 días y a pocas fechas de los festejos - quienes puedan permitírselo- las movidas políticas, amén de las sanitarias y económicas, no dan tregua. Vamos a estar en tensión hasta el último minuto. Tanta intensidad emocional y mental no es buena para la salud, afirman los especialistas.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,en una imagen de archivo



Que, si el Rey emérito ha regularizado una parte de sus “ingresos”, unos lo critican, otros callan y los terceros no saben o no contestan. Que, si se acaba de anular por parte de Marruecos la reunión que debía sentar en una mesa de diálogo al presidente Sánchez y algunos de sus ministros con sus homónimos marroquíes y la reunión del presidente español con el Rey de Marruecos. ¿Por qué? Dicen que, por la postura del vicepresidente, Pablo Iglesias sobre el apoyo al referéndum en el Sahara y las últimas declaraciones de la ministra de Asuntos Exteriores en la que manifestaba que “España siempre se ha apoyado en las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara a la hora de abordar el conflicto territorial de esa zona”. Un tema que se agrava después de que el presidente Trump en uno de sus penúltimos actos -alguna cosa más hará antes de marcharse- haya reconocido la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Pero eso es solo un cambio de monedas, donde se ha conseguido que Marruecos establezca relaciones diplomáticas con Israel. Una vez más Trump se pasa las resoluciones de la ONU por debajo de ese tupe rubio de pote tan característico. El follón está servido y no es pequeño que digamos.


Mientras, el diputado Asens, en una entrevista en TV3, se muestra muy crítico con el gobierno de España y manifiesta que ha perdido la paciencia por el tema del indulto a los políticos catalanes presos, pidiendo con urgencia la reforma del delito de sedición ¿El pastelina Asens habrá perdido la memoria? Porque se olvida de que su partido forma parte del gobierno. Es la táctica de ser gobierno y oposición, como hacer trampas jugando al solitario. Decía el maestro Mario Benedetti que “el que hace trampas es porque no tiene coraje para ser honesto”.


Qué decir de la que hay liada por la renovación de los miembros del Poder Judicial. Cada día sale una nueva y eso de la independencia solo es una teoría política que sus señorías quieren desterrar. Por si faltara poco, en Catalunya la precampaña electoral cada día sube de intensidad y de lo que se trata, por lo que parece, es de quien la dice más gorda para atraer  votos, sin importarle a nadie que después del 14F la vida política sigue y que los pactos serán necesarios. No hay problema, lo que han dicho durante todos estos meses ,lo cambian y no pasa nada. La política por desgracia es así.


Por si fuera poco, la parte del gobierno socialista sigue tragando quina con las salidas del tiesto del bolivariano Pablo Iglesias que quiere seguir marcando la agenda de todo el gobierno. Algunos socialistas explican en privado que ya queda menos y que año nuevo, vida nueva para Sánchez, que por eso está aguantando hasta finales de este mes que es cuando se habrán aprobado los presupuestos.


Iglesias, que no es tonto y sí maquiavélico, está marcando perfil propio y tiene un as en la manga: atacar al Rey emérito para cargarse la monarquía y el régimen constitucional. Es su arma para contentar a parte de sus votantes, porque lo que es gestión como ministro, poca se le conoce. Desestabilizar con temas populistas es lo suyo. Así que ármense de paciencia que ya queda menos para terminar el año. Aunque suele suceder que año nuevo, políticas viejas. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH