La resaca de las elecciones catalanas (II)

Carmen P. Flores

En el anterior artículo analizamos el fracaso de Ciudadanos en las elecciones catalanas y en este lo vamos hacer del PPC --y luego del PDeCat-- que no solo no ha subido en votos, sino que ha perdido uno de los cuatro diputados que tenía en la anterior legislatura. Una pérdida que no puede atribuirse a su candidato, Alejandro Fernandez, sino que ha sido víctima de los acontecimientos, en plena campaña, como las declaraciones del extesorero Bárcenas en las que implica al mismísimo, José María Aznar, Mariano Rajoy y al matrimonio Cospedal, entre otros, en la trama de financiación ilegal del partido popular. Unas declaraciones que dejaron a los populares catalanes a los pies de los caballos. ¿Es malo Alejandro como líder popular? No, es un político dialogante que facilita acuerdos. Hay que recordar que, en su etapa de concejal en el ayuntamiento de Tarragona llegó a un pacto de legislatura con el PSC y formó parte del equipo de gobierno. Lo mismo hizo anteriormente con el gobierno de Joan Miquel Nadal, CIU, cuando este era alcalde. Fernández ha recogido la cosecha de los escándalos de su partido a nivel nacional.


Con estos resultados y con dos mujeres, Roldan y Parera, que no son del partido, sino independientes, tiene un grave problema dentro: sus compañeros de partido le han vuelto a echar en cara que no veían con buenos ojos que las números dos y tres no fueran militantes. En su última ejecutiva, las cosas se salieron de madre.


Declaraciones del candidato Alejandro Fernández (PP) junto a su número 2, Lorena Roldán, tras votar él en Tarragona

Alejandro Fernández junto a Lorena Roldán (EP)


Con esta situación complicada, al líder popular se le ha ocurrido la idea de lanzar la oferta de integrar a Ciudadanos en el PP para salvar la presencia de la derecha en Catalunya y frenar la subida de Vox. Oferta que no ha hecho ninguna gracia a Carrizosa y sus compañeros naranjas. Esta oferta forma parte de las tribulaciones en la sombra que viene realizando el exlíder naranja, Albert Rivera, que quiere hacer la misma operación a nivel nacional. Inés Arrimadas ya le ha contestado que no están por la labor. ¿Pero no se había retirado Rivera de la política? Algunos de sus compañeros nos decían que solo era temporal, que tienen claro que volverá, y que puede sea en las filas del PP donde ya había estado y no le hicieron ningún caso.


El PDeCat, el partido heredero de CDC ha desaparecido del arco parlamentario. No ha podido alcanzar los votos suficientes para tener algún escaño. No es una buena noticia para ellos. Pero ha conseguido resituar a Puigdemont cuyo partido JxCat se ha quedado por detrás de ERC. El partido que daba apoyo Artur Mas ha sufrido su gran derrota. Pero este no ha perdido el tiempo y públicamente pide a Puigdemont una reconciliación para volver a tener la hegemonía independentista, con permiso de la CUP, y ERC.


Puigdemont está enfadado con el expresidente Mas por inclinarse por el PDeCat, no se lo perdona, pero le conviene políticamente dar la imagen que los díscolos vuelven a su casa y de paso darse el gustazo de perdonarlos. Es una jugada que la terminará cuando tenga los pactos firmados para entrar en el gobierno con ERC con condiciones. Después que esto haya sucedido perdonará la vida, públicamente, a Mas y sus discípulos. Claro que algunos ex no están por esa labor. Han tenido que aguantar demasiados desplantes del huido y sus colegas y no quieren que esas situaciones se vuelvan a repetir.


Ahora solo queda esperar para ver cómo se soluciona, si es posible, el nuevo gobierno de Catalunya, que está complicado por varias razones: cordones sanitarios, rencillas personales e intereses ocultos. Seguro que llegarán a pactar porque la solución B son unas nuevas elecciones….


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH