Laporta, La CUP y la pandemia, tres alegrías para este 2021

Carmen P. Flores

Como los aficionados al balompié no pueden presenciar en vivo y en directo los partidos de sus equipos preferidos, por eso de la covid, los estadios están tristes, no sienten los apalusos ni los gritos de los miles de forofos, ni tienen quien manchen sus asientos, ni quien llene de cáscaras de pipas el suelo. Los estadios están tristes y solitarios a la espera de tiempos mejores que aún no se sabe cuándo llegarán.


Audiencia Nacional juzgará a Bartomeu por caso Neymar

Josep Maria Bartomeu (EP)


Quizás por esa soledad, y porque las elecciones a la presidencia el Barça son el próximo domingo, este lunes, los Mossos de Esquadra entraban, por orden judicial, en las oficinas del Camp Nou para  hacerse con la documentación del llamado caso Barçagate, que ya casi todo el mundo sabe de qué va, porque  los medios de comuncación han publicado la noticia que ha corrido como la pólvora. Sin lugar a dudas es la ocasión perfecta para desviar la atención informativa a este acontecimiento y olvidarse de los destrozos y saqueos que están llevando a cabo los “angelitos” de los antisistema que resultan que son de fuera: italianos, franceses y una española, según decía TVE en su edición de mediodía de informativo territorial de Catalunya. Los demás pasaban por allí y se quedaron mirando...


La policía autonómica tenía la orden judicial de registrar las oficinas del club blaugrana, pero no de detener al expresidente Bartomeu y a tres exdirectivos de su junta. Si no tenían orden de detención ¿quién ordenó la misma que incluso llevo a Bartomeu a pasar la noche en la comisaría? ¿Pedirá la jueza encargada responsabilidades por la actuación de Mossos? De momento no se conoce si eso será así. Como dicen algunos, está por ver.


En plena campaña electoral azulgrana, se produce esta operación. ¿Qué hay detrás de la misma? ¿No podía esperar su señoría una semana más? ¿A qué candidatura de las tres que se presentan beneficia la detención de Bartomeu? A dos de ellas, entre las que no está Jaume Freixas.


A más de uno le gustaría saber el papel que ha tenido en la detención el conseller de interior Miquel Sámper, que fue nombrado en setiembre del año pasado cuando ya se hablaba de que las elecciones podrían celebrarse en otoño de ese año. Miquel Buch, anterior conseller, había perdido la confianza del entonces presidente, Quim Torra, por las actuaciones de Mossos en los disturbios que realizaron los independentistas. El conseller Buch defendió la actuación de los mismos. Actitud que incomodó al presi y a buena parte del independentismo, que decidieron cargarse a Buch. Para controlar mejor la policía catalana, Puigdemont nombró a un hombre de su confianza: Sámper.


¿Quién quiere Puigdemont que gane las elecciones del Barça? Una de las dos candidaturas independentistas, con preferencia por su amigo Joan Laporta   que volverá a meter la política independentista en el club para desgracia de los millones de aficionados que tienen los blaugranas. El equipo del Barça es la mejor plataforma de internacionalizar el conflicto catalán, con resonancia mundial que no tienen los partidos políticos. 


Si Laporta gana las elecciones, la CUP entra en el gobierno y sigue la covid haciendo de las suyas, la verdad es que el futuro de Catalunya cada vez se ve más negro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH