El PSC planea un gobierno en la sombra para hacer frente a las fuerzas independentistas

|

El presidente del PSC en el Parlament, Salvador Illa, en la segunda vuelta del pleno de investidura que se celebra este martes 30 de marzo de 2021 en el Parlament de Catalunya, Barcelona.


Mientras las fuerzas independentistas (Junts y ERC) debaten un posible pacto de gobierno para la Generalitat, el PSC avanza paralelamente y diseña un plan B para crear un gobierno donde Salvador Illa sería investido presidente. El partido socialista quiere evitar a toda costa la repetición de las elecciones y cree que la mala relación entre los partidos soberanistas provoca que su candidato tenga aún posibilidades de liderar el "Govern".


El PSC pretende formar un gobierno que trabaje de “forma alternativa” a los partidos independentistas. El grupo socialista afirma que la situación de emergencia que vive Catalunya no puede esperar a la formación de gobierno, por eso quieren proponer una alternativa a la lucha de egos de Junts y ERC.


El objetivo principal del “gobierno en la sombra del PSC” sería la gestión de la pandemia y la recuperación económica de Catalunya. De esta forma, el partido socialista dejaría en segundo plano el “procés”, la piedra en los zapatos en las negociaciones entre Junts y ERC. 


Pese a que aún no se han confirmado nombres del hipotético gobierno socialista, Salvador Illa ha confirmado que lawww intención de todo su equipo es entablar conversaciones con los sectores más afectados por la crisis de la  Covid-19.


La inacción de Laura Borràs

Tras los dos debates de investidura fallidos, el Parlament tiene dos meses para elegir el nuevo presidente de la Generalitat. Borràs quiere seguir manteniendo su apuesta por Pere Aragonés.  Pero la intención del PSC es que Salvador Illa sea  presidente de la Generalitat.


Que Salvador Illa sea propuesto candidato para ostentar la presidencia de la Generalitat no va ser fácil, ya que la Mesa del Parlament es de mayoría soberanista. En el caso que Borràs siguiera con la intención de recoger la candidatura a la Generalitat de Salvador Illa, el partido socialista podría denunciar el veto ante el Tribunal Constitucional.  Borràs propuso como posible presidente a Pere Aragonés con los mismos apoyos que tiene el candidato socialista.  Por eso, el partido socialista asegura que su candidato debería ser propuesto a presidente de la Generalitat también en igualdad de condiciones.


No sería la primera vez que el PSC propone un gobierno alternativo al soberanismo. En 1999, Pasqual Maragall (PSC) formó gobierno tras ganar las elecciones a Jordi Pujol en votos pero perderlas en escaños.


El “gobierno en la sombra del PSC”

El Govern que plantea el PSC estaría formado exclusivamente por diputados socialistas que asumirían todas las “consellerias” de la Generalitat.  


A pesar de que, durante la campaña, el candidato socialista anunció algunos de los nombres que tenía pensados para ejercer responsabilidades si llegaba a la Generalitat –como el de Maurici Lucena para la vicepresidencia económica o el de la doctora Olga Pané para Salut-, fuentes del partido subrayan que sería “difícil implicar en este proyecto a gente que tiene su vida al margen del Parlament. Todavía no hemos entrado en nombres”, aseguran.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH