El aumento de casos de covid-19 pone en "máxima alerta" a los hospitales catalanes

|

Imagen 3

@Vall d'Hebron


La quinta ola -de la que ya se viene hablando unas semanas- está afectando de pleno el sistema sanitario catalán. El conseller de Salut, Josep Maria Argimon, en declaraciones a la prensa la semana pasada se mostraba "preocupado" por la "gran presión asistencial" que estaban sufriendo los CAP a causa del incremento de la actividad derivada de la explosión de casos de covid-19.


Por su parte, la secretaria de Salut Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, explicaba este miércoles que la acumulación y subida de casos con resultado positivo de coronavirus, sobre todo entre los jóvenes, se debía a lo que llamaba una "tormenta perfecta". Esta tormenta estaba formada por la conciencia, a finales de junio, del fin de las clases, las graduaciones, y las fiestas, como San Juan. A esto se les sumó la relajación de las medidas, que provocó el incremento de la socialización, y la incendia de la variante delta que, según Cabezas, "supone el 84,2% de los casos secuenciados" en Catalunya. 


Así pues, ya tenemos la mezcla perfecta para que los de casos de covid -19 suban hasta el punto de que, este mismo jueves, Catalunya haya sido catalogada por el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) como zona de máxima alerta por contagios.


VUELVEN LOS ESPACIOS PARA PACIENTES COVID


Tal y como ha podido comprobar este diario, el aumento de casos de covid-19 está provocando que hospitales como el Vall d'Hebron vuelvan a acoger pacientes de coronavirus en lugares donde este servicio asistencial ya no se daba. Es el caso del edificio Garbí, un espacio gestionado por Vall d'Hebron y situado en el Parc Sanitari Pere Virgili, que abrió en febrero de este año para alojar pacientes infectados de coronavirus y que desde finales de mayo ya se había repensado su actividad por la mejora de la pandemia. 


Sin embargo, a partir de este miércoles 14 de julio, a aparte de ser un punto de vacunación y de realización de PCR también aceptará pacientes de covid-19 "que están en la UCI y en las plantas de hospitalización", ha informado el centro. También se trasladará en Garbí parte del personal de los equipos de críticos, Enfermedades Infecciosas y Neumología.




Lo mismo está pasando en el Hospital Arnau de Vilanova (Lleida), que lejos de trasladar el servicio hematológico de día y las consultas externas a dos plantas como se tenía previsto, el centro ha vuelto a planificar un espacio para pacientes covid "en previsión de un incremento de ingresos en las próximas semanas", informan desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). 


LOS SINDICATOS Y SANITARIOS DENUNCIAN EL COLAPSO


Por todo esto, los sindicatos han vuelto a denunciar el colapso total que está viviendo la sanidad pública catalana. El miércoles el Comité de Empresa del Hospital del Mar denunciaba que el centro hospitalario cerrará 150 camas este verano por falta de personal y advertía de la "tensión" que vivía la atención primaria.


La CSIF ha ido en la misma línea en un comunicado de prensa emitido el jueves, 15 de julio. "El número de pacientes que visitan hospitales por cuestiones relacionadas con el covid-19 se ha multiplicado considerablemente, siguen incrementando los ingresos en esta quinta oleada, que se acercan ya a los números de mayo, y los CAP y hospitales en Catalunya están colapsados", han señalado.


Por su parte, Metges de Catalunya, en una nota de prensa remitida a finales de junio, calificaba de "indignantes" las medidas del Departament de Salut del "pla estiu" para reforzar las plantillas en la atención primaria y los hospitales. Este plan consistía en remunerar las jornadas suplementarias (horas extras) o ampliar los contratos para garantizar la cobertura asistencial de la población durante los meses de verano, en vez de contratar a más personal. 


Asimismo, el sindicato alertaba de que los sanitarios vivirían un "incremento de la sobrecarga de trabajo" por la falta de sanitarios, algo que ha acabado sucediendo. 


ATENCIÓN PRIMARIA SOBREPASADA


La CSIF también denuncia algo que ya se venía diciendo hace unos días: los profesionales de los CAP están atendiendo vacunaciones y pruebas diagnósticas del virus, además de la actividad normal. Según el sindicato, esto además de poner en riesgo a los enfermeros y enfermeras que tratan con muchos pacientes infectados, congestiona el sistema porque "si una enfermera se contagia, hay que confinar a todos los compañeros", explican. 


Por lo tanto,  desde la CSIF solicitan "que se contrate, urgentemente, a personal para poder dar cobertura a la situación sanitaria actual, que se hagan los cribajes necesarios para bajar los

contagios y que se garantice, al personal sanitario, los periodos vacacionales".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH