jueves, 21 de octubre de 2021

"Sin prisa, sin pausa y sin plazos": este es el análisis de lo que ha sido la mesa del 'reencuentro'

|

El president del Govern central, Pedro Sánchez, i el de la Generalitat, Pere Aragonès

@EP


La agenda para el 'reencuentro' ha empezado. Este miércoles a las 15:00 horas llegaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,  en el número 4 de la plaza de Sant Jaume, donde era recibido por el cargo de mayor rango de los Mossos, el major Trapero. Después de escuchar las "novedades" policiales, Sánchez se ha desplazado hacia dentro del Palau de la Generalitat para encontrarse con Pere Aragonès.


Juntos han pasado revista a la Guardia de Honor de los Mossos, sin alfombra roja y con los policías sin armas, a diferencia del último encuentro con el expresidente Quim Torra, en febrero del 2020. Asimismo, Sánchez esta vez sí que se ha parado delante de la bandera del cuerpo policial catalán para rendirle honores, hecho que se le olvidó el año pasado. 


Con el protocolo cumplido, ambos presidentes se han dispuesto a empezar la esperada mesa de diálogo que ha durado dos horas. Como conclusión principal, se puede extraer que tanto Aragonès como Sánchez se han percatado de que están en posiciones políticas "radicalmente distintas", aunque trabajarán "sin plazos" para dialogar, pactar y restablecer lazos entre Catalunya y España.


ALEJADOS AUNQUE EL ENCUENTRO "HA MERECIDO LA PENA"


En la rueda de prensa que ha dado el presidente del Gobierno después de la reunión, ha dejado claro que el principal "obstáculo" ha sido la exigencia que ha tenido Aragonès sobre la amnistía y el referéndum de autodeterminación. El jefe del Ejecutivo se ha reafirmado y ha detallado que todos los acuerdos a los que lleguen deberán mantenerse dentro del marco constitucional.


No obstante,  Sánchez ha defendido que  la mesa de diálogo "ha merecido la pena" para buscar soluciones. "Creo que las imágenes son importantes desde el punto de vista político, que se celebren encuentros entre dos delegaciones del gobierno para tratar de resolver crisis que supusieron un desgarro, me parece bien", ha asegurado.


El presidente del Gobierno ha sido consciente, según ha explicado, de que hay muchas "complejidades" y de que los problemas que tienen con la Generalitat "no empezaron ayer" ni se van a solucionar "mañana" y, por ello, ambos presidentes han coincidido "en avanzar sin poner fecha a la resolución del conflicto", en palabras de Sánchez.


"Las posiciones están muy lejanas, pero también hemos coincidido en que la mesa es el mejor camino para encontrar soluciones acordadas", ha afirmado el jefe del Gobierno, quien ha destacado que esto será posible gracias a que el clima en Catalunya ahora es mejor que hace un año, y también a la disposición y la voluntad de ambas administraciones al diálogo.


Pedro Sánchez

@Catalunyapress


"LO MEJOR PARA CATALUNYA"


Por su parte, el presidente de la Generalitat, al que se le veía más tranquilo que a su homólogo del Gobierno, ha defendido que sus objetivos con la mesa de diálogo son "buscar lo mejor para Catalunya" creando un ambiente de confianza y llegando a pactos para avanzar en la relación entre los dos territorios.


Tal y como ya anunció antes de la cita, el 'president' ha vuelto a poner encima de la mesa el derecho de autodeterminación del pueblo catalán, en donde "la democracia es la herramienta que fortalece las sociedades". Además, también ha hecho incapié en la amnistía y en la realización de un referéndum, cogiendo de ejemplo en este último caso la posible consulta que podría tener lugar en Escocia cuando se acabe la pandemia.


Sin embargo, a pesar de las distancias ideológicas, el presidente de la Generalitat ha reconocido que los indultos a los presos del 'procés' "han sido un primer paso" aunque "es necesario avanzar porque la represión hacia el movimiento independentista continúa". Un ejemplo de ello, según Aragonès, es la querella de la fiscalía presentada contra Roger Torrent -miembro de la delegación catalana en la mesa- por presunta desobediencia al haber permitido tramitar mociones vinculadas a la 'cuestión catalana’ y a la reprobación de la monarquía.


Como curiosidad protocolaria, cuando ha sido el turno de Aragonès para explicar el encuentro ante los medios, un trabajador de la Generalitat ha retirado la bandera española que estaba colocada junto a la catalana de la previa comparecencia de Sánchez, dejando la 'senyera' a solas con el 'president'. 


Fotoefectos

@Catalunapress


JUNTS NO ESTÁ NI SE LE ESPERA


Con todo esto, Sánchez también ha sido preguntado por la disputa que ha afectado a los socios de la Generalitat tras excluir Aragonès a Junts de la mesa, por querer sentar a personas ajenas al Govern, a lo que el presidente no ha respondido con claridad.


"Desde el Gobierno de España somos profundamente respetuoso de lo que emana de las decisiones que ha tomado el Govern. Nosotros ahí no tenemos nada que añadir, vamos a ponernos a trabajar, creo que Catalunya y España se merecen un futuro mejor", ha afirmado Sánchez.


SIN METODOLOGÍA CERRADA, PERO REUNIONES "PERIÓDICAS Y DISCRETAS"


En cuanto a la metodología de la mesa, los dos mandatarios han coincidido en que se trata del mejor instrumento a su juicio para "buscar soluciones", pero no han terminado de cerrar los detalles de cómo funcionará. Ésta será una cuestión que abordarán las delegaciones de ministros y consejeros, aunque Aragonès ya ha avanzado que serán "reuniones periódicas y discretas".


Precisamente, tras la reunión a solas entre presidentes, han sido las mismas delegaciones las que han mantenido este miércoles su primer encuentro.  Con prácticamente todos sus miembros renovados, la delegación del Gobierno ha estado compuesta por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, encargado de coordinar los trabajos; la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo central, Yolanda Díaz; la portavoz y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y el de Cultura, Miquel Iceta.


En cuanto al equipo de la Generalitat, este ha estado formado por los consejeros Laura Vilagrà y Roger Torrent, después de que ERC vetara a Junts de la reunión. 


EL AEROPUERTO DEL PRAT: UNO DE LOS TEMAS DEL 'REENCUENTRO'


Una de las cuestiones que sí ha quedado más precisada ha sido la llamada 'Agenda del Reencuentro'. Según Sánchez, esta agenda pretende dar respuesta a "las demandas históricas" que han planteado los Governs desde Artur Mas, en todos los ámbitos.


"La 'Agenda para el Reencuentro' quiere sentar las bases de un proyecto de unidad, un proyecto para recobrar afectos y compartir un futuro común que solo puede basarse en el diálogo y en la confianza mutua", ha asegurado el Ejecutivo en el documento que ha llevado a la mesa de diálogo.


En ese programa del Gobierno sigue figurando, entre otras cuestiones, la intención del Ejecutivo de ampliar y mejorar el Aeropuerto del Barcelona-El Prat, aunque en su comparecencia Sánchez ha reafirmado que en estos momentos el proyecto no está "maduro" y debe ser "aparcado", por falta de consenso institucional en la Generalitat.


Teniendo en cuenta todas las discrepancias, el líder del PSOE ha emplazado a "empezar a hablar sobre aquellas cosas en las que tengamos posiciones más cercanas". "Es la clave para poder seguir avanzando e insisto, partimos de posiciones radicalmente distintas, y vamos a necesitar mucho tiempo", ha recalcado. "Por eso me parece importante subrayar que hay que trabajar sin prisa, sin pausa y sin plazos".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH