La vacuna de Moderna es más eficaz que la de Pifzer

|

La vacuna de Moderna parece proteger durante más tiempo contra el Covid-19 que la de Pfizer-BioNTech. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos tras realizar un estudio. Los científicos descubrieron que la eficacia de la vacuna de Pfizer pasa de un 91% al 77% tras un periodo de cuatro meses. Sin embargo, la vacuna de Moderna no mostró ningún descenso en este periodo de tiempo


Archivo - Varias dosis de vacunas contra el coronavirus

Dosis de la vacuna @ep


Los científicos que en un principio se mostraron escépticos ante las diferencias señaladas entre las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech se han ido convenciendo poco a poco de que la  “Nuestra hipótesis de partida es que las vacunas de ARNm funcionan de forma similar, pero ahora se ha empezado a ver una separación”, asegura Natalie Dean, bioestadística de la Universidad de Emory, a The New York Times. “No es una diferencia enorme, pero al menos es consistente”, sentencia. 


Sin embargo, las consecuencias de esta pequeña diferencia entre ambas vacunas en el mundo real son inciertas, porque siguen siendo muy eficaces para prevenir enfermedades graves y hospitalizaciones, advierten los científicos. 


El grupo de científicos que ha publicado al estudio insiste en no alarmar a la población: “No es apropiado que las personas que tomaron Pfizer se asusten creyendo que recibieron una vacuna inferior”. Incluso en los ensayos clínicos originales de las tres vacunas finalmente autorizadas en Estados Unidos —fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson— estaba claro que la vacuna de J&J tenía una eficacia inferior a las otras dos. 


Las investigaciones realizadas desde entonces han confirmado esa tendencia, aunque J&J ha anunciado esta semana que una segunda dosis de su vacuna aumenta su eficacia hasta niveles comparables a los de las otras.


Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna se basan en la misma plataforma de ARNm y, en los ensayos clínicos iniciales, tuvieron una eficacia notablemente similar contra la infección sintomática: 95 por ciento para Pfizer-BioNTech y 94 por ciento para Moderna.


Además, los expertos recuerdan que los resultados de esos estudios pueden estar sesgados por un gran número de factores, como el lugar, la edad de la población vacunada, el momento de la inmunización y el intervalo de tiempo entre las dosis, explica Dean. 


Por ejemplo, la vacuna de Pfizer-BioNTech se distribuyó semanas antes que la de Moderna a grupos prioritarios: adultos mayores y trabajadores de la salud. La inmunidad disminuye más rápidamente en los adultos mayores, por lo que un descenso observado en un grupo formado principalmente por adultos mayores puede dar la falsa impresión de que la protección de la vacuna de Pfizer-BioNTech disminuye rápidamente.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH