Las personas inmigrantes reclaman su derecho a voto, según un estudio del CIDOB

|



Beatriz Pérez.- Barcelona Centre International Affairs (CIDOB) acaba de publicar los resultados de The Raval Project: Giving a voice to those who could not vote, en el que desvela que el colectivo de personas inmigrantes reclama su derecho a voto en las elecciones locales, autonómicas y generales, pese a que no es su “prioridad”.


Lo explica Héctor Sánchez, investigador del CIDOB participante en el proyecto, quien añade que el principal objetivo de los inmigrantes en España es “encontrar trabajo”, si bien a muchos les preocupa el hecho de que habitualmente no puedan votar porque no tienen la nacionalidad.


“Se dan cuenta de lo conveniente que es el derecho a voto, porque con él se vuelven visibles a ojos de los políticos”, continúa Sánchez. Este investigador revela también que el colectivo inmigrante desarrolla más la “identidad local” que la nacional. “Por eso suelen preferir votar en las elecciones municipales, ya que para ellos es el nivel administrativo más cercano”, añade.


El estudio se hizo en base a una “muestra baja” --17 personas de diferentes edades y nacionalidades y 10 asociaciones en total--, todas ellas residentes o ubicadas en el Raval, “el barrio de Barcelona con un mayor número de población inmigrante”, según Sánchez. En el proyecto colaboró la fundación Tot Raval, y las entrevistas del mismo se realizaron entre diciembre del 2014 y marzo del 2015.


MEJORAR LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA


El objetivo del mismo es mejorar la participación política, la representación y la integración de los inmigrantes. “No tienen derecho a votar en las elecciones regionales, y tampoco en las nacionales o europeas --algunos ni siquiera pueden votar en un nivel local--, por lo tanto permanecen invisibles y sin voz, pese a su importante contribución a las sociedades europeas y pese a que también les afectan las políticas locales, regionales, nacionales y europeas”, expone el proyecto en su introducción.


Según explica Héctor Sánchez, de los resultados de este trabajo también se infiere que los inmigrantes son conscientes de la “campaña de criminalización” que sufren en general. “Saben que han perdido derechos en los últimos años, especialmente en el ámbito de la salud”, continúa. Además, tanto en las entrevistas individuales como en las grupales que se llevaron a cabo en The Raval Project, los investigadores percibieron una “reflexión” sobre otros colectivos vulnerables, como el de los ancianos y las mujeres.


“Suelen confiar en las asociaciones y no en las instituciones, a quienes no perciben como interlocutores válidos. Las asociaciones son su manera de participar políticamente”, cuenta Sánchez. También les pesa el estigma del origen, pues “se preguntan cuándo dejarán de estar considerados inmigrantes”. “La promoción cultural de las instituciones muchas veces solo sirve para reforzar la idea de lo exótico”, dice el investigador.


Preguntado por cómo han vivido y viven las movilizaciones de España de los últimos años, Sánchez respondió. “Veían con esperanza los cambios políticos, pero no hay que olvidar que la investigación se desarrolló entre diciembre del 2014 y marzo de este año [las elecciones municipales fueron en mayo]. Ellos perciben las diferencias entre los diversos partidos políticos, pues saben que hay algunos que solo los utilizan, positiva o negativamente, para ganar votos”.


ASPIRACIONES


The Raval Project: Giving voice to those who could not vote también recoge aspiraciones del colectivo inmigrante, tales como el tener las necesidades básicas garantizadas, obtener la nacionalidad o la comparación de su actual situación con la de las mujeres antes del sufragio universal. También “piden que los departamentos de cada partido político dirigidos a temas de inmigración estén liderados por un inmigrante, como ocurre con las mujeres”, según las conclusiones del proyecto.


Por último, The Raval Project insta a las instituciones y a las administraciones públicas a mover ficha, así como a adaptarse a la “nueva realidad” y promover una sociedad “plenamente acogedora e integrada”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH