MWC reafirma su compromiso con Barcelona, pero ve necesario mejorar el transporte

|


El consejero delegado de GSMA --entidad que organiza el Mobile World Congress (MWC)--, John Hoffman, pese a mostrarse satisfecho con la última edición del salón celebrado en Barcelona, ha destacado que es necesario solucionar los "problemas de transporte", no solo los relativos a la huelga de metro.


En un acto en el que ha recibido la Llave de Barcelona de la mano de organización empresarial Club d'Amics de la Clau de Barcelona, Hoffman ha destacado que el lunes "no estaba enfadado por la huelga de Metro, sino decepcionado" porque considera que Barcelona no lo estaba dando todo para dar su mejor versión para el MWC, que según él, se consigue con la suma de factores como la localización, la movilidad, la gente y la utilidad para las empresas.


Hoffman ha admitido que la huelga "impactó" en los planes de movilidad del MWC, pero que los problemas estuvieron más relacionados con el tráfico en algunas partes de la ciudad y en las dificultades de conseguir un taxi, y ha explicado que en la siguiente edición trabajará para intentar resolverlos.


Aun así, ha asegurado que ha sido una "gran edición", destacando que por primera vez se han superado los 100.000 asistentes, pero ha subrayado que la clave es que todos los asistentes tengan una buena experiencia y les sirva de utilidad para sus negocios.


Ha sido un acto al que han asistido la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; los exalcaldes de Barcelona Xavier Trias y Jordi Hereu; el presidente de Fira de Barcelona, Josep Bonet; el director general de la Mobile World Capital Barcelona (MWCB), Aleix Valls; el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, y su antecesor Agustí Cordón, que ha leído una glosa sobre Hoffman antes de entregar el premio, mientras que se ha ausentado la alcaldesa, Ada Colau, que le ha enviado una carta justificando su ausencia.


COMPROMISO CON BARCELONA


En declaraciones a los periodistas, Hoffman ha confirmado que está comprometido con Barcelona para tener el evento en la ciudad hasta 2023, y que a partir de ahí se decidirá.


Preguntado por la voluntad de la voluntad de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de intentar traer el MWC a Madrid en unos años, ha destacado que no ha tenido tiempo de leer los periódicos estos días, y al preguntarle sobre la ciudad de Madrid, ha dicho que le parece "una ciudad maravillosa como Barcelona", pero que no sabe cómo se hacen negocios allí porque nunca lo ha hecho.


EMOCIONADO CON LA LLAVE


Hoffman, que ha reconocido que ha cambiado su discurso en el último minuto para que fuera más personal y menos técnico, después del de Cordón, se ha mostrado visiblemente emocionado cuando apenas podía acabar las frases cuando decía que "Barcelona no necesita una llave porque no hay nada que cerrar".


"Sois la gente más abierta que he conocido nunca. Lo mejor de Barcelona es su gente porque tenéis amigos, cultura e historia", ha afirmado levantando el aplauso general de los asistentes.


HOFFMAN, CULÉ


En la glosa para presentar a Hoffman, Cordón ha explicado que el norteamericano es seguidor del FC Barcelona y que se considera a sí mismo barcelonés; y por este motivo le ha hecho entrega de un libro del 1887 que se editó para que los extranjeros conocieran la ciudad y le ha calificado como "le mejor embajador de Barcelona".


Hoffman, por su parte, le ha regalado un bote de yogur de nubes de gominola, explicando que es una de las cosas que Cordón siempre se lleva de Estados Unidos porque argumenta que "es muy difícil de encontrar" en Barcelona.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH