Puigdemont, abierto ahora a "discutir" una reforma de la financiación

|


Carles Puigdemont está abierto a "discutir" una reforma de la financiación autonómica que incluya al conjunto de las autonomías solo en caso de que esto se plantee desde el Estado. El gobierno catalán, ha matizado, en ningún caso liderará esta reforma.


Lo ha explicado la portavoz del Govern, Neus Munté, tras la reunión del presidente catalán con el líder de C's, Albert Rivera, en la Generalitat: "Cuando esta cuestión se aborde, entraremos a discutir y a trabajar si se da el caso, pero no será el Govern en ningún caso quien lidere una reforma de estas características".


"Si se plantea una reforma del sistema de financiación, por la vía que toque, el Govern lo tendrá en consideración y trabajará la propuesta, pero no la liderará", ha insistido Munté, que ha defendido que este voluntad de diálogo del Govern no es nueva, sino permanente desde que se formó.


La reforma de la Constitución tampoco entra en los planes del Ejecutivo catalán, pero no se cierra a ella en el caso que llegara y señala que corresponde a los grupos parlamentarios abordarla y hacer las propuestas que consideren pertinentes, y no a la Generalitat.


Munté ha recordado que esta reforma de la Carta Magna ni tan siquiera se ha llegado a plantear formalmente tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre: "Esta reforma es un tren que no ha sido puesto en la vía ni tan siquiera".


Así, el Govern no se cierra ni a lo uno -financiación-- ni a lo otro --reforma constitucional--, pero asegura que en Catalunya "las urnas ya han hablado" en las elecciones catalanas de septiembre de 2015, y hay un mandato para avanzar hacia la independencia, a su juicio.


COINCIDENCIAS Y DESACUERDOS


Munté ha dicho que Puigdemont ha constatado en esta reunión "aspectos claramente compartidos" con Rivera en temas económicos y sociales, pero ha advertido de que hay dos temas en los que están claramente distantes: el referéndum y el sistema de inmersión lingüística.


Según ha explicado Munté, la coincidencia en asuntos sociales sería situar la lucha contra la pobreza como una prioridad, mientras que la coincidencia en asuntos económicos estaría en la necesidad de flexibilizar el objetivo de déficit autonómico, con el que la Generalitat es muy crítico.


Sobre los desacuerdos, para la Generalitat es "fundamental e irrenunciable" tanto el referéndum como la inmersión en catalán, y son dos de temas que C's rechaza absolutamente.


"MUY BUEN TONO"


Munté ha explicado que el encuentro Puigdemont-Rivera se ha desarrollado con "un muy buen tono y predisposición al diálogo", y que ambos líderes se han emplazado a volver a verse después de que haya un nuevo Gobierno central, ya sea en las próximas semanas, o tras unas nuevas elecciones generales.


La portavoz ha hecho balance de las reuniones que Puigdemont ha mantenido en el último mes con Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y este viernes con Rivera: "Ha habido un clima de diálogo. En los tres casos se ha puesto de manifiesto coincidencias y discrepancias profundas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH