viernes, 23 de agosto de 2019

Mas culpa al Estado del ridículo internacional de Puigdemont

|



Artur Mas continúa con su mantra: falla el mundo y no nosotros. La última ha sido su interpretación de que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, no ha querido recibir a Carles Puigdemont en su primer viaje oficial al extranjero por la "presión muy dura" que el Estado ejerce sobre mandatarios internacionales.


En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo de CDC, el presidente del partido ha afirmado: "Utilizan todas las armas que tiene a su alcance para presionar a todo el mundo de mala manera para evitar que los catalanes soberanistas seamos escuchados".


Mas ha expuesto que el Estado ejerce esta presión porque se siente inseguro y es incapaz de ofrecer un proyecto alternativo a los catalanes que sea mejor que el proyecto soberanista, y ha ironizado con que el Gobierno central tiene acostumbrados a los catalanes a ser "el campeón de la buena democracia".


El expresidente catalán ha argumentado que la actitud de Juncker no significa que la UE no quiera escuchar y dialogar sobre las demandas soberanistas, sino que la presión del Estado les obliga a no poder significarse demasiado: "Intentan nadar y guardar la ropa", ha concluido sobre los mandatarios europeos.


También ha explicado que, antes de la irrupción del proceso soberanista, era "relativamente fácil que te recibieran al máximo nivel", y ha recordado que él mismo, en su primer mandato como presidente de la Generalitat, fue recibido por el entonces presidente de la CE José Manuel Durao Barrosso --fue en 2011--.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH