viernes, 24 de septiembre de 2021

No es cuestión de banderas, es la campaña electoral

José Miguel Villarroya

El domingo se celebra la final de la Copa del Rey de fútbol, por primera vez en años, jugando el FCBarcelona, no se hablaba de silbar el himno ni de pitar al Rey, sólo se hablaba de temas deportivos, que es lo que corresponde; pero he aquí que el Partido Popular decide utilizar la final con fines electoralistas y se saca de la manga, vía delegación del gobierno de Madrid, prohibir las esteladas. 


No seré yo quien defienda esta bandera, que ni me representa a mí, ni a la mayoría de los catalanes, pero sí hay que indicar que la misma no es ilegal, y por lo tanto el decreto no tiene ningún sentido, máxime cuando se habla de desorden público y de terrorismo.


La realidad, no nos engañemos, es que el PP utiliza, como siempre ha hecho, el independentismo catalán en su beneficio, con esta medida lo que pretende es arrogarse ser el único garante de la unidad de España, frente a la izquierda radical y separatista que quiere destruir a la Patria, como bien proclaman en su último vídeo de campaña.


Lo más triste del caso es que su estulticia vuelve a dar alas a un independentismo que se encuentra en horas bajas, líos en la coalición JxSi a cuenta de los presupuestos, follones en la ANC, y la sensación de que el suflé se hunde. Pues bien, la prohibición de la estelada logra de nuevo unir a todos contra el enemigo común, y ya tenemos otra vez el discurso hecho: España nos odia.


Claro, que el PP piensa que estas acciones le favorecen en el resto del Estado español, ya que en Cataluña saca muy pobres resultados, los tiene que recuperar en otros lares. No  sé si la estrategia le sale bien, lo que sí puedo afirmar, es que no ayuda nada a los que desde Catalunya combatimos el independentismo, porque hace muy difícil desmontar los argumentos victimistas.


Es, pues, el PP el principal fabricante de independentistas en Catalunya, su ceguera política y sus acciones inútiles hacen más por alimentar al enemigo que los propios muñidores del 'procés'. Así que podemos concluir que el principal enemigo para la unidad de España es el Partido Popular, y no el PSOE, ni Podemos, ni lo que ellos llaman izquierda radical-separatista.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH