Incertidumbre financiera y volatilidad tras el 'sí' a dejar la UE

|

Brexit 7


Los británicos han decidido apoyar la salida de su país de la Unión Europea. Un hecho sin precedentes que abre una nueva dimensión económica y comercial no solo para el Reino Unido, sino también para el resto de países de la Unión.


El impacto económico final de esta decisión dependerá de un próximo nuevo acuerdo que vuelva a ordenar las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea.


El 'Brexit' traerá una reducción "gradual" las relaciones comerciales entre el Reino Unido y cada estado miembro de la UE, al tiempo que aumentará la incertidumbre y la volatilidad financiera, con "importantes consecuencias" en materia de política monetaria por la depreciación de la libra, que esta mañana ya se había desplomado a niveles de hace 30 años.


El economista Jefe y miembro del Comité de Inversiones de Mirabaud Asset Management, Gero Jung señala que el efecto inmediato será impulsado por tres factores.


REDUCCIÓN DE LAS RELACIONES


Sobre el canal comercial pronostica que se reducirán de forma "gradual" las relaciones comerciales entre el Reino Unido y cada Estado miembro de la UE, al margen de cualquier acuerdo comercial que se alcance. En la actualidad, alrededor del 50% de las exportaciones del Reino Unido se envían a Europa.


El impacto inmediato a corto plazo será una reducción de la demanda externa y un menor gasto de inversión, mientras que a más largo plazo el impacto económico es "más incierto" y "posiblemente podría ser positivo", dada la libertad para negociar de forma proactiva los acuerdos de libre comercio.


Por otra parte, la incertidumbre aumentará a medida que se produzcan "escenarios sin precedentes", señala Jung, quien apunta que negociar un nuevo acuerdo con la UE podría necesitar varios años y cada Estado miembro tendrá que ratificar el acuerdo final a nivel nacional.


Los nuevos acuerdos comerciales también tendrán que ser negociados con los estados que no pertenecen a la UE. Como consecuencia, los hogares y las empresas podrían retrasar el gasto y las inversiones.


ALTA VOLATILIDAD


En cuanto al impacto financiero, Mirabaud Asset Management ve probable que la volatilidad del mercado aumente, al igual que se endurezcan las condiciones financieras.


"La depreciación de la libra generará inflación importada, con importantes consecuencias en materia de política monetaria", advierte. En la actualidad, el déficit por cuenta corriente del Reino Unido sigue siendo "enorme", ya que la economía se basa en la "buena voluntad de los extraños" para financiar ese déficit.


En este sentido, apunta que los principales bancos centrales tienden a proporcionar una amplia liquidez a los bancos para asegurar un funcionamiento adecuado de los mercados financieros. De hecho, el Banco de Inglaterra (BoE) ya se está preparando para esto.


INYECCIÓN DE MÁS DE 300.000 MILLONES


El BoE se prepara para inyectar 250.000 millones de libras (312.187 millones de euros) para mantener el funcionamiento de los mercados tras el terremoto bursátil que ha provocado la victoria de los partidarios del ‘Brexit’. Así lo ha asegurado el gobernador de este Banco, Mark Carney, en una comparecencia pública tras conocerse que los resultados del referéndum.


Carney ha indicado que la institución "está preparada" para esta situación, ha indicado que el banco central "no rechaza" tomar medidas adicionales que garanticen la estabilidad de los mercados y el funcionamiento de la economía británica.


"Ya hemos tomado todos los pasos necesarios para prepararnos ante los eventos de hoy", ha señalado el máximo responsable de la política monetaria anglosajona, que ha añadido que, "para mitigar los efectos de la decisión", el BoE ha implementado "amplios planes de contingencia".


Para tranquilizar a los inversores, Carney ha defendido que los requerimientos de capital de los principales bancos del país son "diez veces mayores" que antes de la crisis, por lo que ha garantizado que tienen la flexibilidad necesaria para continuar concediendo crédito, tanto a empresas como a hogares.


En este sentido, ha señalado que los bancos captaron 130.000 millones de libras (162.337 millones de euros) y tienen en sus balances más de 600.000 millones de libras (199.800 millones de euros) en activos de "alta calidad".


OPTIMISMO A MEDIO PLAZO


Así las cosas, desde Mirabaud Asset Management dicen seguir siendo "optimistas" sobre las perspectivas a medio plazo para la Unión Europea. En particular, el BCE lleva a cabo una política monetaria expansiva para mantener las tasas de interés bajas y para estimular la inversión privada en la zona euro.


Esta política, añade, también incluirá estrechos márgenes para las tasas de interés para los países periféricos. Con respecto a las perspectivas económicas, cree el crecimiento del crédito seguirá siendo un apoyo y un euro a la baja beneficiará a los exportadores.


En este sentido, el Comité de Inversiones Mirabaud Asset Management subraya que cuando aumentan las tensiones financieras, la función de las instituciones europeas es "trabajar para mantener la estabilidad".


"En el contexto actual, a pesar de que nos encontramos en mercados difíciles de navegar, confiamos en que las oportunidades surgirán precisamente debido a la reacción exagerada de los mercados ante la noticia", agrega.


CAMBIAR LA POLÍTICA ECONÓMICA PARA RECUPERAR EUROPA


Para Economistas Frente a la Crisis (EFC) "la arquitectura institucional europea y la respuesta económica ante la crisis" son los responsables del crecimiento del euroescepticismo sobre el que avanzan los movimientos xenofobos y racistas.


Para EFC, según han manifestado en un comunicado, el resultado del referéndum sobre la continuación del Reino Unido en la Unión Europea no es más que la escalada hasta la sinrazón de estas fuerzas centrífugas e insolidarias.


Y, consideran, que "la Unión Europea, frente a la crisis, ha fallado a los ciudadanos. Ha fallado en su objetivo de crear prosperidad, empleo, igualdad, solidaridad. Ha fallado porque no ha defendido su razón de ser, la propuesta de Europa a los europeos y al mundo: el Estado del Bienestar". 


Por tanto, este grupo de economistas cree que "ya es hora de que las organizaciones políticas de la izquierda europea revisen su posición ante la construcción europea y las normas e instituciones que surgieron de Maastricht" y asegurann que "reconocerlo no es malo para la construcción europea".


En este sentido, han valorado la salida del Reino Unido como "pésima noticia" para Europa, que deberá apostar por "una firme respuesta con decisiones que permitan el avance hacia una mayor integración económica, que certifiquen el fin de las políticas de austeridad y que impulsen sin demora la democratización de sus instituciones".


Para EFC esta es "la única vía para evitar que se sigan profundizando los desequilibrios económicos y sociales entre el sur y el norte, entre el este y el oeste y entre los ciudadanos de la Unión".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH