miércoles, 21 de abril de 2021

Descubren el interruptor del 'ying y yang', clave para la conservación de las células madre

|

Interruptor molecular



Un grupo de investigadores catalanes ha descubierto recientemente un interruptor molecular que da lugar a diferentes versiones de genes.  Este interruptor podría ser "crucial" para la conservación de las células madre de todas las especies, desde las más simples a los humanos. 


Además, según apuntas los expertos, la comprensión de este interruptor molecular podría permitir avanzar en métodos de medicina regenerativa.


El estudio, a cargo del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona y publicado en la revista 'eLife', se centró en los patrones de actividad de los genes en las células madre de las planarias, gusanos simples con una gran capacidad de autoregeneración.


Descubrieron que estos gusanos "mezclan y encajan" ciertas partes de sus genes de formas específicas, un proceso conocido como 'corte y empalme' --en inglés 'alternative splicing'--, y el análisis de las células que se habían diferenciado en más específicas reveló una mezcla de diferentes partes de genes.


Los investigadores detectaron dos familias de moléculas --CELF y MBNL-- que, como si se tratara de un "interruptor del 'ying y yang'", permiten que las células se alternen entre diferentes tipos de patrones de 'corte y empalme': las moléculas CELF guían los patrones vinculados a la regeneración de células madre, mientras que las MBNL favorecen la diferenciación de las células.


El estudio se sustenta en las investigaciones previas sobre las células madre de las planarias del jefe de grupo, Manuel Irimia, y ha contado con la colaboración del Centro Max Delbruck de Medicina Molecular (MDC) de Alemania y de la Universidad de Toronto.


Previamente, los científicos habían descubierto ciertas proteínas, denominadas factores de transcripción, que son importantes para la conservación de células madre embrionarias en mamíferos.


Sin embargo, estas moléculas específicas no desarrollan las mismas funciones en las células de organismos invertebrados, como son las planarias, que se separaron de los ancestros de los mamíferos hace 600 millones de años, lo que sugiere que son relativamente nuevas en términos evolutivos.


MEDICINA REGENERATIVA


El hecho de que este tipo de mecanismo de 'corte y empalme' exista a través de un amplio espectro evolutivo "sugiere que es muy antiguo" y que puede ser tan importante como los factores de transcripción para proporcionar propiedades únicas a las células madre animales, según Irimia, ha explicado en un comunicado el CRG.


"La comprensión sobre cómo este interruptor del 'yin y yang' se transforma y activa patrones específicos de 'corte y empalme' algún día podría dar como resultado métodos mejorados para generar y diferenciar células madre, que podrían usarse en medicina regenerativa", ha afirmado Irimia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH