PSC y PSOE acuerdan crear una comisión para abordar sus diferencias

|

Pscpsoe 1


El primer secretario del PSC, Miquel Iceta y el presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández se han aplazado a crear una comisión para evaluar sus relaciones y revisar el protocolo que las rige en la actualidad y para analizar las discrepancias políticas que mantiene sobre el modelo territorial. 


Esta reunión entre ambos dirigentes socialistas se produce después de que el PSC decidiera romper la disciplina de voto con el PSOE en el Congreso de los Diputados. Ahora bien, durante el XIII Congreso de los socialistas catalanes se reivindicó la necesidad de seguir trabajando juntos y en hermandad, siendo el propio Iceta el principal defensor de dicha postura.  


El líder de los socialistas catalanes ha explicado que la comisión estará integrada por "tres o cuatro miembros de cada una de las organizaciones" y debería proponer las soluciones a estas diferencias orgánicas y políticas en un "plazo razonable", que ha fijado en unos dos meses.


Para Iceta, la ruptura de la disciplina de voto por parte de los siete diputados del PSC en la investidura fue una "excepción que confirma la regla" y ha recordado que en 38 años de relación con el PSOE sólo ha habido "tres excepciones".


En cualquier caso, la revisión de esta relación que se va a acometer ahora tiene el objetivo de "crear reglas que provoquen menos excepciones" de este tipo.


ACUERDO SOBRE SEGUIR CAMINANDO JUNTOS 


Iceta no ha avanzado por dónde pueden ir esas soluciones y ha defendido que el protocolo actual que rige las relaciones entre el PSOE y el PSC, que data de 1978, ha funcionado bien hasta ahora. "No hemos querido prefigurar la forma de superar esta cuestión y por eso hemos decidido crear un grupo de trabajo", ha señalado.


Eso sí, ha asegurado que el presidente de la Gestora y él están "de acuerdo en seguir caminando juntos con un proyecto compartido". "La forma concreta de relación orgánica es importante, pero subsidiaria con respecto a lo primero, la voluntad firme de mantener una relación lo más fraterna y fecunda posible", ha dicho.


De hecho, Iceta ha manifestado que en esta reunión ambos han "cosido muchísimo" porque "es muy difícil pelearse con Javier Fernández". "Hemos hablado mucho, no siempre estamos de acuerdo, pero en los dos hay una voluntad firme de superar las discrepancias y superar el problema. Podremos ser capaces de hacerlo", ha afirmado.


Aunque ha señalado que el protocolo de relación ha "resistido bien el paso del tiempo", ha reconocido que el "estrés de los últimos tiempos" hace que merezca la pena revisarlo, si bien ha remarcado que ni Fernández ni él se han atrevido a "prefigurar" las conclusiones que tomará la comisión ni, por tanto, cómo será la futura relación PSOE-PSC.


Por eso, no se ha querido pronunciar sobre la posibilidad de que los socialistas catalanes salgan de los órganos de dirección del PSOE y no participen en la elección de los mismos. Sin embargo, ha querido dejar claro que a él le parecerá "muy bien" que los miembros del PSC "puedan seguir participando" en la elección del secretario general del PSOE.


Cuando se le ha preguntado acerca de si la discusión sobre la presencia del PSC en los órganos del PSOE podría esconder un intento de sacar a los socialistas catalanes también de la elección del secretario general, Iceta ha dicho que no se lo plantea: "No quiero pensar que detrás de esto haya un interés en los votos del Congreso Federal".


DEFENDER LA MEJOR RELACIÓN POSIBLE


Por eso, a la pregunta de si el PSC va a pelear que sus representantes sigan teniendo voz y voto en los órganos del PSOE, el líder de los socialistas catalanes ha asegurado que en la comisión que se ha decidido crear para revisar el protocolo no se va a "pelear" nada, sino que van a "defender la mejor relación posible con el PSOE" y ésta será la que ambos acuerden. Así, se ha mostrado convencido de que seguirán compartiendo "un proyecto socialista y federal para toda España".


Pase lo que pase con las conclusiones de la comisión, ha explicado que si se introducen cambios en el protocolo de relación PSOE-PSC, éstos deberán ser abordados, por parte de su partido, en un congreso, ya que sólo en este foro se pueden cambiar los estatutos. Por lo pronto, los socialistas catalanes no van a designar al integrante de la Gestora que les corresponde y esperarán a hacerlo a medida que avancen las conversaciones.


No ha sido objeto de la reunión entre Fernández e Iceta discutir sobre el modelo territorial del Estado y el concepto de nación. El primer secretario del PSC ha admitido que este concepto puede tener una acepción sentimental, pero ha garantizado que su partido sigue aceptando la Declaración de Granada que acordaron todas las federaciones socialistas en 2013 y que sienta las bases para una reforma federal de la Constitución.


JAVIER FERNÁNDEZ AVISA: NO ACEPTARÁ NINGÚN PLANTEAMIENTO MÁS ALLA DE LA DECLARACIÓN DE GRANADA


El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, se ha mostrado confiado este lunes en que su partido y el PSC van a seguir teniendo la "estrechísima relación" que mantienen hasta ahora, aunque no ha querido prejuzgar qué soluciones propondrá la comisión que deberá analizar sus discrepancias orgánicas y políticas con un plazo de dos meses. Eso sí, ha avisado a los socialistas catalanes de que no aceptará ningún planteamiento que supere la Declaración de Granada que acordaron todos en 2013.


Fernández ha explicado que, en lo que tiene que ver con el modelo territorial de España, la Declaración de Granada es "un punto de llegada" para el PSOE, y no un punto de partida, como lo ha calificado minutos antes el líder de los socialistas catalanes.



"En política hay que estar habituado a convivir con la decepción, no aspiramos a que lo que salga de ese debate, que sin duda se abrirá en algún momento, sobre lo que tiene que ser España en términos territoriales vaya a ser lo que los socialistas planteamos, porque los demás traerán también sus posiciones", ha explicado.


Dicho esto, y por lo que se refiere a las relaciones con el PSC, ha evitado prejuzgar cuál será el resultado de la comisión que han decidido poner en marcha y no ha querido definir tampoco si los posibles cambios en el protocolo deberían ser aprobados por un congreso del PSOE o en un Comité Federal, aunque ha explicado que tiene una opinión al respecto, que no ha querido desvelar.


Y ha rechazado anticipar cuál puede ser la salida a la situación que atraviesan, sí ha remachado que si el PSOE y el PSC están donde están ahora es porque los socialistas catalanes decidieron participar en la toma de decisión sobre la investidura de Mariano Rajoy -en el Comité Federal del 23 de octubre- pero con la premisa de que no aceptarían otra cosa que no fuera el 'no' a Rajoy.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH