sábado, 21 de septiembre de 2019

Sigue la indignación con Comín por responsabilizar a los enfermeros de atender en pasillos

|

Pasillos


La enfermería catalana ha mostrado su "indignación y sorpresa" con unas declaraciones del conseller de Salud, Toni Comín, en las que responsabiliza a las enfermeras de atender a algunos pacientes en los pasillos, según han manifestado el Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB), que se suman así a las declaraciones ya hechas por el sindicato Satse y UGT.


La polémica surgió como consecuencia de las declaraciones del conseller en una entrevista de 'El Periódico de Catalunya' este domingo, donde afirmó que las camillas con pacientes están en los pasillos, a veces, por la poca capacidad de derivar a ese enfermo a planta: "Pero, otras, -insisto, en ocasiones-, esa permanencia en el pasillo responde a la decisión de la enfermera, que quiere tener el paciente a la vista".


"Más de una vez, teniendo plaza en un box de urgencias, la enfermera decide dejar a un enfermo, sin familiar acompañante, en el pasillo", continúa Toni Comín, que defiende el pasillo como un espacio asistencial más y considera equivocado hablar de ello como algo dramático, aunque añade que no justifica lo injustificable y admite que es polémico.


El COIB ha lamentado estas manifestaciones porque el conseller "lanza un mensaje a la sociedad catalana absolutamente erróneo" y, además, carga contra un colectivo que históricamente nunca se ha tenido en cuenta en la toma de decisiones en aspectos organizativos o de determinación de políticas de salud.


Así, deja claro que "si las enfermeras de urgencias se ven obligadas a atender a las personas en los pasillos es porque no tienen otras opciones", al no poder derivarlos a planta por la falta de camas no boxes en urgencias disponibles, una situación compleja pero que era previsible por la llegada de la gripe.


El COIB considera que se trata de "un problema estructural y de gestión de recursos", lo que se añade a un déficit importante de enfermeras en el sistema de salud catalán, en el que hacen falta 17.293 profesionales para cumplir las ratios europeas.


Además, el colegio remarca que "el pasillo nunca debe ser un espacio asistencial" porque, cuando lo es, es dramático para la persona atendida y también para las enfermeras, a quienes se les complica mucho la práctica en coherencia con valores éticos clave de la práctica asistencial, como la seguridad, la intimidad, la confidencialidad y la justicia social.


CC.OO DE CATALUNYA PIDE LA RECTIFICACIÓN PÚBLICA DEL CONSELLER 



La Federación de Sanidad de CCOO ha exigido una rectificación pública de Toni Comín  por sus declaraciones en las que responsabiliza a las enfermeras de atender a los enfermos en los pasillos de los hospitales. 


En primer lugar, según explica el sindicato en un comunicado, porque "el hecho de tener pacientes en los pasillos no gusta a ningún profesional de la salud, y mucho menos a los profesionales de enfermería" y aseguran que este hecho se debe al "déficit estructural de los diferentes sistemas, que se ven agravados por todos los recortes que se sudren desde el año 2012".


Por otro lado, recuerdan que ni el cierre de más de 1.000 ni la pérdida de 10.000 profesionales de la salud ayuda a mejorar la situación y reiteran que "el pasillo de un servicio de urgencia es el lugar menos idóneo para atender a los pacientes". 


"NO TIENE NI IDEA DE LO QUE SUFRIMOS LOS PROFESIONALES EN LAS URGENCIAS"


El sindicato Catac-Cts Iac también ha sumado su voz a las críticas al conseller Comín. Según este sindicato, estas declaracones dejan en evidencia "su falta de conocimiento y sensibilidad para poder ejercer este cargo". 


En un comunicado, aseguran que la sanidad catalana ha salido adelante gracias "al gran trabajo de sus profesionales", a pesar de haber sido humillados por los sucesivos gobiernos y sus consejeros de salud, los cuales han estado más dedicados a destruir la sanidad pública en pro de hacer negocio a su alrededor, que de buscar el bienestar de la población". 


"Sr. Comín, usted no tiene ni idea de lo que sufrimos los profesionales que prestamos servicio en las áreas de urgencias. Los pasillos no pueden ser un espacio donde ubicar un paciente. Es denigrante e indignante tener personas enfermas fuera de los espacios asistenciales", aseguran rotundamente. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH