​El Gobierno exige a Mas que deje de intentar influir sobre los jueces

|

IgoMndezdeVigo 2


El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha pedido este viernes al expresidente de la Generalitat Artur Mas que deje trabajar a la Justicia en vez de "poner presión" o intentar influir sobre los jueces.


En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, también ha subrayado que el Ejecutivo del PP no tiene "absolutamente nada que ver" con la operación contra la presunta financiación ilegal en CDC, como ha insinuado el expresidente catalán.


Así se ha pronunciado al ser preguntado cómo valora el Ejecutivo las declaraciones de Artur Mas calificando de "otro montaje" la operación de la Guardia Civil relativa a dicha operación, que se saldó el jueves con la detención de 18 personas.


Aunque el ministro ha dicho que el Gobierno no iba a entrar en ese juego, sí que ha asegurado que cualquiera sabe que esa operación es "consecuencia de una denuncia de una concejal de ERC de Catalunya en la instrucción de un juez de Vendrell". "¿Qué tiene que ver el Gobierno con eso? No tiene absolutamente nada que ver", ha proclamado.


En este punto, Méndez de Vigo ha refrendado las declaraciones de un grupo de "eminentes" juristas catalanes que, según ha dicho, han pedido "evitar poner presión e intentar influir de esa manera sobre los jueces".


"Hay que dejar que la Justicia haga su trabajo porque ése también es uno de los elementos de las reglas de juego del Estado de Derecho", ha apuntado.


Por eso, el portavoz del Ejecutivo ha advertido: "Pido a todo el mundo que sea cuidadoso con intentar imputar determinadas actuaciones o conductas a los jueces. Los jueces son una garantía del Estado de Derecho y una garantía de los derechos de todos los españoles".


MEDIDAS CORCITIVAS


Iñigo Méndez de Vigo también ha asegurado que si se convoca un referéndum en Catalunya "hay que aplicar la ley", pero ha evitado entrar en cuáles serían las medidas que el Ejecutivo podría poner en marcha para responder a una consulta "ilegal".


En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, tras reiterar su oferta de "mano tendida", ha señalado que se trata de convencer de que se puede dialogar dentro de la legalidad después de que desde el Palacio de la Moncloa se confirmase una estrategia a nivel ministerial, con todos los escenarios posibles, para responder a cada paso que se dé en la hoja de ruta soberanista.


Ese plan del Ejecutivo incluiría tanto medidas jurídicas -entre ellas recurrir al Tribunal Constitucional-- como medidas coercitivas, sin descartar la opción poder precintar colegidos.


Al ser preguntado expresamente cuáles serían esas medidas concretas que tiene previstas el Gobierno y si en el caso de Educación podría ser controlar los colegios para impedir que abran, Méndez de Vigo ha indicado que el Ejecutivo "cree que hay que aplicar la ley" y ha añadido que si algunos pretenden hacer una consulta que es "ilegal", no puede llevarse a cabo.


"El Gobierno no va a entrar en una dinámica de decir lo que haría en el caso de. Lo que quiere es convencer, razonar y explicar que se pueden acordar cosas, que se puede dialogar y que no hay que buscar unas soluciones que no estén contempladas en la ley", ha manifestado, para agregar que la gente entiende esa voluntad de diálogo que está predicando el Ejecutivo del PP y que no se deben hacer cosas ilegales.


En este sentido, ha señalado que la posición del Gobierno es siempre la misma, la del diálogo dentro de la ley, puesto que hay "un espacio enorme para dialogar y hablar" de los problemas que interesan a los ciudadanos.


También ha añadido que, a su entender, es importante no incumplir las reglas del juego, y el planteamiento de convocar un referéndum "no tiene sentido alguno".



LA "MAYORÍA" DE LOS CATALANES QUIEREN ESE DIÁLOGO


Ante el hecho de que la Generalitat diga que Rajoy ha sustituido la 'operación diálogo' por la 'operación precinto', el ministro ha enfatizado que "el plan del Gobierno, el único plan, es diálogo y ley, y nada más", y que confían en que ese diálogo tenga frutos porque hay "una inmensa mayoría de catalanes" que lo quieren.


Méndez de Vigo ha subrayado que el Gobierno practica una política de "mano tendida" y de "invitación permanente" al diálogo, y ha agregado que serán los ciudadanos los que deban juzgar si la actuación de la Generalitat es o no la correcta, tras gestos como el de ausentarse de la reunión de la Conferencia de Presidentes el pasado 17 de enero.


Por eso, ha reiterado que el Gobierno de Mariano Rajoy va a seguir impulsando el diálogo y va a mantener la mano tendida para encontrar acuerdos y resolver problemas que afectan a la vida cotidiana de la gente porque creen en el diálogo "y porque en las sociedades democráticas es lo que hay que hacer, hablar, dialogar y escuchar".


"VAMOS A SEGUIR HACIENDO ESA OFERTA DE DIÁLOGO"


En cuanto a si ve factible en el actual escenario una reunión entre Mariano Rajoy y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, Méndez de Vigo ha indicado que el Gobierno celebra habitualmente reuniones con consejeros autonómicos y grupos parlamentarios: "Todos las celebramos con naturalidad y eso me importa mucho ponerlo de manifiesto".


En este sentido, ha afirmado que cuando el Gobierno y una comunidad autónoma no están de acuerdo hablan y "generalmente lo resuelven", aunque ha admitido que hay cosas que es "mejor tratarlas de forma confidencial y no hacerlo a la luz del día".


"Por tanto, vamos a seguir hablando, vamos a seguir manteniendo la tranquilidad y vamos a seguir haciendo esa oferta de diálogo que creo que es la que interesa a España", ha resaltado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH