Comín quiere que los enfermos llamen al 061 antes de acudir a unas urgencias totalmente colapsadas

|

Las urgencias de Bellvitge colapsadas: "Están jugando con la salud de las personas y les da igual"


Después de que esta semana se hayan producido varias concentraciones de los profesionales de la salud contra los recortes y la falta de recursos en los hospitales catalanes, la Conselleria de Salud de la Generalitat se ha sacado de la manga una campaña en la que se recomienda al ciudadano llamar al teléfono 061 CatSalut Respon antes de ir a urgencias, para que pueda ser derivado al dispositivo más adecuado y "descolapsar" así los hospitales.


En rueda de prensa, el conseller de Salud, Toni Comín, ha explicado que la campaña 'Creus que has d'anar a urgencies? Truca al 061' se "anticipa" al Plan Nacional de Urgencias que se presentará este trimestre.


El director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira, ha cifrado en un 11% el número de ciudadanos que acaban en urgencias y que previamente habían llamado al teléfono 061. Lo que no ha explicado es que ese incremento se debe a algo habitual, una mayor incidencia de casos de gripe y complicaciones respiratorias propias de esta época del año. 


"Dos terceras partes de las urgencias que se atienden en los hospitales se podrían tratar en otros dispositivos", como los ambulatorios, los Centros de Urgencia de Atención Primaria (Cuap) o con el servicio de atención domiciliaria, entre otros, según Comín.


Según el conseller, drenar las urgencias a otros dispositivos mejoraría el tiempo de respuesta, que sería más rápido, reduciría las listas de espera y se daría una atención más enfocada a la situación de cada enfermo.


Se trata pues de un desesperado intento de descongestionar las urgencias catalanas, colapsadas por los recortes, la falta de personl y la mala gestión de la Conselleria. 


REFUERZO DE PROFESIONALES


El refuerzo del 061 será progresivo y pasará por 13 nuevos profesionales por turno --cuatro médicos, cuatro enfermeras y cinco operadores-- en sala, además de siete empleados más en el centro de coordinación del Instituto Catalán de la Salud (ICS).


La campaña tiene un coste de alrededor de los 34.500 euros, financiados por el departamento de Salud y la Secretaría de Difusión y Atención Ciudadana de la Conselleria de Presidencia.


Comn18 1


Preguntado por la tardanza de esta campaña --ya que llega en plena epidemia de la gripe--, Comín ha defendido que "todo es mejorable", pero ha recordado que es la primera vez que se promueve una iniciativa como ésta.


Ha justificado que querían que estuviera "perfectamente alineada" con el Plan Nacional de Urgencias, y que hubiera sido un error ponerla en marcha antes sin haber analizado el tipo de demanda y dispositivos.


En 2016, el 061 recibió un total de 1.992.981 alertas sanitarias correspondientes a 1.473.609 incidentes, el 40% de los cuales se resolvieron telefónicamente y el 60% restante requirieron la movilización de 1.050.430 recursos.


Se trata pues de un desesperado intento de la conselleria de Comin por trasladar la culpa del colapso de las Urgencias a los pacientes. Unos servicios de Urgencias que, en ciscunstancias normales, tendían que estar más que preparados para afrontar el más que esperable pico de casos de gripe que se presenta año tras año. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH