España se sitúa tercera en el lamentable podium de la pobreza infantil

|

Pobrezainfantil 2


Unicef ha publicado en su informe 'Children of Austerity' que España es el tercer país de la Unión Europea con un nivel de pobreza infantil más elevada, tanto en pobreza anclada como severa. Los únicos países que  la superan son Rumania y Grecia.


Además España es el tercer país, junto con Letonia y Chipre, en el que más ha aumentado la diferencia entre la protección social a los mayores de 65 años y la que se proporciona a los niños. Es decir, durante la crisis se ha protegido de manera mucho más eficaz a los mayores que a los niños. Según datos de la Contabilidad Nacional Anual de España, recogidos por Unicef Comité Español, la inversión en protección social en familias e infancia se redujo en 11.500 millones de euros entre 2009 y 2015.


En el informe se detalla que cerca del 40% de la población infantil española se encuentra en la llamada pobreza estancada, lo que supone un incremento de 9 puntos entre 2008 y 2014. Éste tipo de pobreza valora hasta qué punto el bienestar de una población mejora o empeora en términos reales a medio y largo plazo, ya que se fija la línea de pobreza en un año concreto (en este caso 2008) para estudiar cómo ha evolucionado el indicador.


Los sectores más afectados por la crisis económica han sido los hogares con niños, las familias numerosas, las monoparentales y los adolescentes. Pero no todo ha sido culpa de la crisis, Unicef subraya que las medidas tomadas por el gobierno no han sabido cortar esta alza en la pobreza infantil.


Por estas razones Gabriel González-Bueno, experto en políticas de infancia de UNICEF Comité Español, ha hecho un llamamiento a los responsables polítcia. "Todavía hay una oportunidad para que los presupuestos de 2017 comiencen a cambiar esa tendencia”, ha advertido. Pero se ha de actuar cuanto antes, “abordar en España la pobreza infantil como política de Estado no puede esperar más", señaló González-Bueno.


CAUSAS Y SOLUCIONES


"El conjunto de las políticas de protección social está muy fragmentado, poco orientado a los niños y resulta poco equitativo", subraya Unicef en el comunicado, y argumenta que esto se debe, entre otras causas, a que está muy ligado a ayudas relacionadas con las contribuciones a la Seguridad Social y a que muchas de las ayudas familiares son en forma de desgravaciones fiscales, de las que no se benefician los hogares con menos recursos.


Pero el informe de Unicef quiere ayudar a dar respuesta y ofrecer soluciones. Según 'Children of Austerity' para mejorar la escasa protección social a la infancia en España, "una medida fundamental sería poner en marcha una prestación por hijo a cargo mucho más generosa y que llegase a un colectivo más amplio, si no universal".


La situación Europa no es mucho mejor. Entre 2008 y 2014, la pobreza infantil aumentó en dos tercios de los países europeos. El incremento fue de más de 15 puntos porcentuales en Chipre, Islandia y Grecia, y de 7-9 puntos porcentuales en Hungría, Italia, Irlanda y España. Mientras que ni un solo país europeo aumentó la media de gasto en prestaciones para las familias, e incluso dos tercios redujeron el gasto per cápita, mientras que las prestaciones a las pensiones subieron de manera generalizada entre 2010 y 2013.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH