viernes, 20 de septiembre de 2019

La contaminación de los vehículos diésel potencia las alergias

|

Disel

Las pruebas, centradas en la soja, son extrapolables a la alergia al polen.


El Institut de Recerca del Vall Hebron (VHIR) de Barcelona ha demostrado en un estudio que la contaminación por las partículas en suspensión emitidas por los vehículos diésel potencia la aparición de alergias.


La revista 'Plos One' ha publicado los resultados que evidencias que "unos niveles de alérgeno que de por sí solos dan alergia, cuando se combinan con las partículas diésel sí la producen", ha explicado Maria Jesús Cruz, la jefa del grupo de investigación.


El estudio se ha centrado en las concentraciones de soja en el aire, ya que es un agente que está demostrado que provoca mucha alergia y del que Barcelona hace un estricto control -en el mismo VHIR- desde que en los años 80 se produjeron epidemias de asma por las descargas que se hacían en el puerto, pero "es extrapolable a otros, como el polen", ha asegurado Cruz.


Cruz ha recordado que los episodios en episodios de contaminación la incidencia de la alergia es más alta. Y esto se debe a vehículos como los agentes alérgenos en el aire "son partículas que están presentes en el aire y pueden interactuar fácilmente entre ellas". 


El estudio ha realizado las pruebas a ratones a los que se hacía inhalar soja y partículas diésel. Además, la reacción era diferente: un estudio de biomarcadores mostró que cuando los animales sólo están expuestos a la soja está implicado un solo tipo de linfocitos -un tipo de glóbulos blancos de la sangre-, mientras que los ratones que habían inhalado ambas sustancias presentaban más de un tipo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH