viernes, 4 de diciembre de 2020

Los hoteles también sufren las acciones vandálicas contra el modelo turístico

|

Busturisticoarran 1


El colectivo independentista Arran ha expandido sus acciones contra el turismo al territorio lingüístico catalán (lo que ellos denominan ‘Països Catalans’) y, por ello, Palma y Valencia también han sido escenario de sus protestas.


Dichas acciones ocurrieron el pasado 22 de julio en Mallorca, en un restaurante del Moll Vell, aunque el colectivo ha difundido ahora las imágenes. En la protesta se podían leer pancartas bajo lemas ‘El turismo mata a Mallorca’ y ‘Aquí se está librando la lucha de clases’ escritas en inglés.


En Valencia se vivió una acción simbólica contra el turismo masivo a finales de junio. Un grupo de activistas ocupó un piso en pleno barrio de Ciutat Vella donde se calcula que se concentra la mayoría de apartamentos turísticos de la capital, según relató la organización en Facebook.


MÁS IMPLANTACIÓN EN CATALUNYA


Ahora bien, Arran tiene mucha más implantación en Catalunya que en las otras dos comunidades autónomas y por ello, la mayoría de sus acciones están centradas en dicho territorio.


Además, Catalunya es una de las comunidades autónomas que más turistas reciben y donde se dejan más dinero por lo que el turismo masivo es un hecho más generalizado. A las últimas acciones con el autobús turístico y las bicicletas de alquiler hay que sumar el ataque a hoteles.


En lo que va de este año, al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido ataques vandálicos por parte de grupos de izquierda anticapitalista que denuncian la sobreexplotación turística. Los establecimientos han denunciado individualmente estas acciones pero ni el Gremio ni el Ayuntamiento de Ada Colau se han personado en la causa.


El día del trabajador, los hoteles Ohla Barcelona, Catalonia Magdalenes y Barcelona Catedral, de cuatro y cinco estrellas y muy próximos entre ellos, fueron atacados. Algunos manifestantes entraron en las recepciones lanzando huevos llenos de pintura negra y se hicieron pintadas con el lema ‘BCN Explota’. También se rompieron cristales a martillazos.


Otro de los objetivos fueron dos hoteles de Poblenou, un barrio alejado del centro pero muy próximo a la playa. Una manifestación de 250 personas contra la masificación del turismo en el barrio acabó con el lanzamiento de pintura a los hoteles Amistat Beach Hostel y Travelodge. La Casa del Sol, un establecimiento en el barrio de Gràcia, también ha recibido varias pintadas en lo que va del año. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH