El expresidente del ICS recibió más de 100.000 euros que no declaró

|

Artur Mas lo escogió como miembro asesor de su equipo.


Josep Prat, el expresidente del Institut Català de la Salut (ISC), ocultó a la Generalitat que estaba cobrando grandes cantidades de dineros de un proveedor sanitario cuando asumió su cargo de presidente en enero de 2011.


Boi Ruix, exconseller de Salut, le nombró presidente del ICS en enero, y un mes más tarde, Artur Mas lo escogió como miembro asesor de su equipo. En su primer año al frente, cobró un total de 142.240 euros del grupo Eresa. Prat siguió cobrando 7.080 mensuales durante cuatro meses por un cargo que ya no ejercía.


Eresa es un gigante del diagnóstico de imagen con sede en la Comunitat Valenciana. Prat utilizó Wanplais, una pequeña empresa familiar, para cobrar el dinero.


Gente cercana al equipo del conseller Boi Ruiz aseguran que "él nunca informó que estuviera percibiendo estos cobros". Sin embargo, un portavoz de Eresa explicó que el dinero provenía de "contratos de asesoría por gestiones hechas por el señor Prat para que Eresa pudiera entrar en el mercado de República Dominicana".


GESTIÓN DEL ICS


Desde el principio, su cargo de presidente en el Institut Catala de la Salut fue polémico. A los diez meses de estar al frente, El País reveló un plan diseñado para dividir el ICS en sociedades de capital privado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH