La crisis no lastra los resultados educativos en Catalunya, según la Fundació Bofill

|

Informe educacion catalana

Presentación del estudio de la Fundació Bofill



La crisis no ha generado un lastre en los resultados educativos del alumnado en Catalunya entre 2009 y 2014, periodo durante el cual los estudiantes de ESO han protagonizado una tímida mejora de las pruebas competenciales, gracias especialmente al esfuerzo de "resiliencia" del profesorado y, en parte también, a un mayor gasto de las familias en aspectos educativos antes gratuitos o subvencionados.


Lo concluye el Informe 'El estado de la educación en Catalunya a las puertas de un ciclo de recuperación económica. Anuario 2016' de la Fundació Jaume Bofill, presentado este jueves por el director de la fundación, Ismael Palacín, y el codirector del informe Francesc Pedró en rueda de prensa.


Pedró se ha preguntado: "¿Cómo puede ser que en estas situaciones tan adversas no encontremos resultados negativos?", y ha roto una lanza a favor del trabajo implementado por los profesores, quienes han soportado el 47% del peso de los recortes del ámbito educativo, que ha visto reducido su presupuesto un 21,7% en cinco años.


Se ha referido a los profesores como los "héroes anónimos" que han permitido que la crisis no haya impedido una mejora de los resultados, pese a quedar dañadas las condiciones de educabilidad de los niños y adolescentes catalanes en este periodo.


"Nuestros indicadores demuestran que no ha habido un empeoramiento de las trayectorias escolares, sino más bien todo lo contrario", ha remarcado Pedró, que, igualmente, ha dicho que no tienen constancia de que los niveles de aprendizaje hayan sido superiores.


"El profesorado ha decidido proteger la escuela, poniendo el cuello y las espaldas, no han trabajado como siempre, sino más y mejor", ha dicho Pedró, que ha referido que la tasa de graduación en ESO ha pasado del 77% al 88% y la de idoneidad del 68% al 77%.


Pedró ha advertido de que "quizá es demasiado pronto para conocer a fondo" los efectos de la crisis en la enseñanza, porque queda pendiente si la bajada de la inversión se ha traducido en una caída de la equidad en la educación infantil, cuyas consecuencias podrían aflorar en diez años.


Según el codirector del informe, "esto no quiere decir que problemas endémicos del sistema educativo catalán se hayan resuelto", y ha puesto encima de la mesa la cuestión de la equidad educativa, que ha considerado la gran asignatura pendiente.


La crisis no ha generado un lastre en los resultados educativos del alumnado en Catalunya entre 2009 y 2014, periodo durante el cual los estudiantes de ESO han protagonizado una tímida mejora de las pruebas competenciales, gracias especialmente al esfuerzo de "resiliencia" del profesorado y, en parte también, a un mayor gasto de las familias en aspectos educativos antes gratuitos o subvencionados.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH