martes, 12 de noviembre de 2019

Ciutadans inicia las negociaciones para la presidencia del Parlament con el rechazo de JuntsxCat

|

Carlos carrizosa ines arrimadas

Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa, de Ciutadans


JuntsxCat, la candidatura liderada por el expresident Carles Puigdemont, ya ha anunciado su rechazo a cualquier acuerdo que permita facilitar a Ciutadans la presidencia del Parlament.


Ciutadans, según ha señalado su portavoz parlamentario, Carlos Carrizosa, ya ha mantenido contactos con JxCat y el PSC de cara a la sesión constitutiva del Parlament, que se celebrará el 17 de enero y en la que habrá que elegir la nueva Mesa de la cámara catalana.


La formación naranja aspira a asumir la presidencia del Parlament, para que esta institución pueda ejercer de "contrapeso democrático" de un futuro Govern en manos independentistas, ha argumentado Carrizosa.


Sin embargo, y tras los contactos mantenidos hasta ahora, JxCat no contempla la posibilidad de facilitar con sus votos que la presidencia del Parlament recaiga en Ciutadans.


Según fuentes de la candidatura de Puigdemont, aunque Inés Arrimadas y su equipo llegasen a formalizar una propuesta de pacto, "JxCat no prevé que Ciutadans tenga la presidencia del Parlament en ningún caso ni circunstancia, porque los independentistas han ganado las elecciones".


"El pueblo catalán ha votado que Ciutadans esté en la oposición en todos los aspectos, y esto incluye también los órganos parlamentarios", han recalcado las mismas fuentes.


En una entrevista con Efe, Carrizosa ha alegado que si Ciutadans asumiese la presidencia del Parlament merced a "un pacto democrático con el resto de partidos" con representación parlamentaria, "cabe suponer que sería una presidencia estable y aceptada por todos".


Por ello, Ciutadans ya ha abierto "conversaciones con JxCat, que es la segunda fuerza más votada, y con el PSC, que es la otra fuerza constitucionalista que tendría votos suficientes para formar parte de la Mesa", a fin de trasladarles este planteamiento.


"No hemos hablado de nombres, pero sí hemos dejado constancia de que, si al final, pese a nuestra mayoría en votos y en escaños, no podemos formar gobierno, sería sano democráticamente que el Parlament, que es el órgano que tiene que controlar al Govern, estuviera presidido por la fuerza más votada", ha remarcado Carrizosa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH