¿La pyme catalana es exportadora?

Pep Garcia
Economista, empresario, fundador y Director General de Maxchief Europe. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat de Barcelona. MBA por el IESE.

Se comenta a menudo que la pyme catalana es exportadora y que gran parte del dinamismo económico de Catalunya se debe a la capacidad de nuestras empresas de vender sus productos y servicios en los mercados exteriores.

 

Para reflexionar sobre este asunto analizaremos algunos datos publicados para ver si, realmente, la pyme catalana es exportadora o, por el contrario, las exportaciones se concentran mayoritariamente en pocas empresas de tamaño medio y grande.

 

El año 2021 fue un gran año para las exportaciones catalanas . Según datos publicados por el Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalidad de Catalunya, las exportaciones de bienes repuntaron un 21,5% en términos corrientes, en parte impulsadas por el aumento de los precios y sobrepasaron en un 9% el valor exportado en 2019.

 

Las exportaciones catalanas alcanzaron en 2021 una cifra récord en la serie histórica (que se remonta a 1993) de 80.538 millones de euros. Catalunya fue, de forma destacada , la comunidad autónoma más exportadora de España -la segunda fue Madrid con 39.866 millones, prácticamente la mitad- y representó el 25% en el total estatal , según datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

 

En cuanto al número de empresas exportadoras regulares (empresas que han exportado en los últimos cuatro años) la cifra aumentó en un 1,6%, hasta alcanzar las 17.074 pese a que esta cifra todavía se situó por debajo del nivel prepandémico. Las transacciones de estas empresas representaron el 90% del total de las exportaciones catalanas en 2021 .

 

El peso de las empresas exportadoras catalanas en el total de España es de 28,9%. La recuperación del número de empresas exportadoras regulares en 2021 se debe a que las empresas que exportan más de 5M€ crecieron un 13,4%, hasta alcanzar las 1.727 , la cifra más alta de la serie histórica.

 

Las 100 primeras empresas exportadoras catalanas regulares concentraron más del 40% de las transacciones catalanas . Las 500 primeras concentraron el 63,8% de la exportación y las 1.000 primeras casi tres cuartas partes (73,5%). Como pueden deducirse de estas cifras, las exportaciones están muy concentradas en un número limitado de empresas.

 

Según el anuario de la pyme catalana 2022 elaborado por Pimec , en Catalunya las pymes representan el 99,8% del total de empresas existentes y generan el 62,2% del VAB catalán . A su vez, las pymes crean el 68,8% de la ocupación. Según el mismo estudio, la economía catalana contaba en 2020 con 519.945 empresas, de las que 301.533 eran empresas sin asalariados, 217.350 eran pymes con asalariados y 1.062 eran grandes empresas .

 

Así pues, si de un total de 218.412 empresas con asalariados sólo exportan de forma regular las 17.074 empresas, es decir, el 7,8% del total de empresas con asalariados, ¿podemos decir que la pyme catalana es exportadora?

 

Como se ha visto anteriormente , las 1.000 primeras empresas exportadoras catalanas concentran tres cuartas partes de la cifra total de exportación . Y, en cuanto a tamaño, la mayoría de estas empresas son medianas-grandes y grandes empresas.

 

Obviamente, existen sectores más exportadores que otros. Según los datos del anuario de la pyme catalana 2022 publicado por Pimec, el 26,4% de las pymes industriales catalanas con asalariados exportaron en 2020, mientras que ese mismo porcentaje fue del 85,6% entre las grandes . Una cifra que vuelve a poner de manifiesto la importancia del tamaño de la empresa en la exportación.

 

A partir de todos estos datos, plantearemos algunas preguntas. ¿Qué podemos hacer para que muchas más pymes catalanas se lancen a vender sus productos y servicios en los mercados exteriores ? ¿Cuáles son los motivos que provocan que no haya más pymes catalanas que exporten ? ¿Qué políticas se pueden instrumentar para conseguir más exportadores regulares ?

 

En este punto es interesante entender los motivos por los que una empresa decide internacionalizarse . Internacionalizar significa precisamente esto, que un negocio que hasta el momento había tenido un ámbito geográfico nacional, busque nuevos mercados para vender sus productos y servicios. Una empresa que hasta el presente ha vendido sus productos y servicios en su mercado doméstico, puede decidir empezar a vender sus productos en los mercados exteriores como parte de una estrategia de internacionalización decidida y proactiva . Sin embargo, también puede hacerlo de forma reactiva , como reacción a una caída de las ventas en su mercado interior o porque los márgenes bajan debido a que entra mayor competencia. En el ámbito empresarial, siempre funcionan mucho mejor las estrategias proactivas que las reactivas.

 

En la situación competitiva mundial actual es necesario empezar a incorporar en el ADN estratégico de la empresa el concepto de globalización . Hoy en día debemos considerar que nuestro tablero de juego es el mundo, ésta es la base del concepto de globalización. Si de verdad nos creemos que nuestro mercado es el mundo, deberemos diseñar nuestras estrategias competitivas teniendo en cuenta esta premisa. Iremos a vender nuestros productos, a buscar a nuestras personas, nuestros proveedores o nuestros recursos financieros a nivel global. Este punto requiere un importante cambio de mentalidad en la dirección estratégica de muchas empresas.

 

Tener una mentalidad global requiere tener sensibilidad multicultural . Para tener esta sensibilidad no es suficiente hablar diferentes idiomas, hay que sentirse cómodo interaccionando y haciendo negocio con otras culturas. Hay que respetar, entender y adaptarse a las diferentes formas que se requieren para hacer negocios en distintos países . Si se tiene sensibilidad multicultural diseñaremos nuestra oferta teniendo en cuenta las necesidades y peculiaridades de los diferentes mercados en los que queremos vender y no iremos a vender los productos que fabricamos para nuestro mercado local sin hacer ningún esfuerzo por entender si son adecuados o no para en los nuevos mercados. Además, ésta es la esencia del marketing.

 

Otro de los problemas que tienen nuestras pymes a la hora de exportar es su tamaño . Como hemos visto anteriormente, existe una correlación directa entre exportación y tamaño de empresa .

 

El tamaño medio de las pymes en 2020 fue de 3,7 personas por empresa. Las pymes con asalariados, por su parte, tuvieron 7,4 ocupados de media. Las microempresas tuvieron 2,7 empleados de media, las pequeñas 19,9 empleados y las medias 95,9, siempre según datos publicados por Pimec en su anuario de la pyme catalana 2022 . Como hemos comentado en artículos anteriores, la pyme catalana tiene un problema endémico de falta de dimensión. Esto afecta, según varios estudios publicados, a la rentabilidad de éstas. La rentabilidad crece a medida que aumenta el tamaño de las empresas. Además, una mayor dimensión también afecta positivamente a su capacidad para captar talento, para innovar, para internacionalizarse y en una mayor capacidad financiera.

 

Incrementar el número de empresas exportadoras regulares e incrementar la cifra total de las exportaciones catalanas al mundo debe ser uno de los objetivos clave de nuestra economía . Desde las administraciones se debe seguir secundando sin tregua a las pymes para que empiecen a exportar o para que incrementen sus transacciones. Las exportaciones han sido y continuarán siendo uno de los grandes motores de nuestra economía . Debemos tomarnos muy en serio el problema de la falta de dimensión de las pymes catalanas y tomar medidas a todos los niveles, empezando por el administrativo y el fiscal, para que se incremente el tamaño de nuestras empresas . Este hecho redundará en mayor rentabilidad, competitividad y capacidad exportadora .

 

También es necesario continuar invirtiendo decididamente en la promoción internacional de la marca Catalunya, para hacer más fácil el trabajo de introducción de nuestros productos en los mercados internacionales. Otro aspecto importante que debemos tener en cuenta por las administraciones es facilitar el acceso de nuestras pymes a las ferias y eventos comerciales más importantes en el ámbito internacional.

 

La economía es global y nuestros productos y servicios deben ser comercializados en los mercados internacionales. Crear marcas globales que tengan éxito en muchos mercados requiere tener en cuenta aspectos estratégicos tan importantes como el branding, el diseño de productos y la comunicación, que deben ser adecuados al mercado global. El cambio de mentalidad debe ser el primer paso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH