miércoles, 20 de noviembre de 2019

Puigdemont señala a Jordi Sànchez como presidente de la Crida Nacional y próximo candidato a la Generalitat

|

Jordi sanchez candidato ep

Jordi Sànchez sería el candidato a presidir la Generalitat (Europa Press)


Según relata este domingo la cabecera digital ‘El Confidencial’, Carles Puigdemont habría pactado en julio que Jordi Sànchez le releve al frente del independentismo catalán, para iniciar una fase en la que él, desde Bruselas, pasará a un segundo plano. Sànchez, desde la cárcel de Lledoners, habría aceptado.


El anuncio del acuerdo se haría público después de la Diada y apunta a que Jordi Sànchez, además de presidir la Crida Nacional per la República, encabezaría la lista electoral en el caso de que Torra decida adelantar la cita con las urnas.


Según ‘El Confidencial’ que cita fuentes del movimiento independentista, estas decisiones se visualizarán alrededor del próximo 1 de octubre. Puigdemont quiere aprovechar esa efeméride para celebrar el congreso inaugural de Crida Nacional per la República y que cuenta ya con más de 40.000 adhesiones. Será entonces cuando Jordi Sànchez asuma la presidencia de este movimiento en el que se subsumirá el PDeCAT y otros partidos de menor peso electoral como Demòcrates. En cambio, ERC se niega en redondo por ahora en participar en este proyecto.


Cabe recordar que el pasado mes de junio Puigdemont ya anunció que no volvería a presentarse a presidir la Generalitat. Por eso Puigdemont apuesta ahora por Jordi Sànchez como sucesor de Quim Torra. Jordi Sànchez tiene la ventaja de que no milita en el PDeCAT y que puede mantener la imagen de transversalidad que el expresidente catalán quiere para Crida Nacional, que se crea con la voluntad de ser un partido que una a todo el independentismo, siguiendo el modelo del Scottish National Party.


LOS BANDAZOS DE PUIGDEMONT


No obstante, en el entorno del PDeCAT todo esto genera dudas. La cuestión es que Puigdemont ya aseguró en el pasado que sólo sería presidente de la Generalitat una vez, hasta declarar la independencia. Pero alegando la excepcionalidad de la situación, con la aplicación del 155, Puigdemont lideró la propuesta de JxCAT y logró un nueva victoria para el movimiento independentista.


Así que, según expone ‘El Confidencial’, la vieja guardia del PDeCAT no se fía y apuntan que al final Puigdemont acabará presentándose. Temen los bandazos del expresidente y como ejemplo citan al filósofo Jordi Graupera, que vino desde Nueva York para ser el candidato independentista a la alcaldía de Barcelona. Ahora, Puigdemont apuesta por la candidatura de Ferran Mascarell, delegado del Govern en Madrid.


UNA GENERALITAT TUTELADA POR EL CONSELL DE LA REPÚBLICA


El plan de Puigdemont contempla rebajar el papel de la Generalitat, como institución, que tendrá un presidente encarcelado y que será tutelado desde el exterior por una institución, el Consell de la República, de nuevo cuño y dudosa legitimidad democrática.


Según el exconseller Toni Comín, este organismo ejercerá el papel de “Estado mayor del procés”. Comín ha avanzado que él representará a ERC en el Consell. Y también ha anunciado que desde este organismo "se construirá la unidad estratégica entre las entidades soberanistas y los partidos y se tomarán las grandes decisiones del proceso". Comín ha asegurado que la nueva institución tendrá una relación directa con la Generalitat y será quien liderará "la continuidad del proceso".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH